Revista de Vino de Montilla Moriles

Portal de noticias independiente sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía de la región de Montilla Moriles y de otras zonas productoras

Agricultura

Agricultura (192)

Cooperativas Agro-alimentarias de España convoca por segundo año consecutivo el Premio Cooperativas Agro-alimentarias de España, con los que queremos destacar la labor y el esfuerzo de las cooperativas en un ámbito concreto. Por ello, se han establecido cuatro categorías:

 Cooperativa del Año. Se reconocerá a aquella cooperativa que haya destacado de manera especial en alguna actuación relevante durante 2016.

 Desarrollo Rural. Se valorarán las actuaciones de carácter social de las cooperativas dirigidas a su entorno rural. Iniciativas que persigan la incorporación de jóvenes, nuevos servicios para socios, patrocinio de las actividades de la comunidad rural, oportunidades de empleo, mejora de vida de colectivos desfavorecidos o bienestar de la comunidad.

 Igualdad de Oportunidades. Se premiarán las iniciativas que apuestan por la Igualdad de Oportunidades y que fomenten el empoderamiento y liderazgo de la mujer en las cooperativas agroalimentarias.

 Innovación. Se reconocerán los méritos de las cooperativas que han destacado en innovación en materia de producción agraria, procesos de transformación, nuevos productos y/o organización empresarial. 

En defintivia, el objetivo de estos premios es comunicar a la sociedad los valores y comportamientos que como Organización queremos fomentar a través de ejemplos concretos.

La entrega de los premios coincidirá con la celebración de la Asamblea 2017 de Cooperativas Agro-alimentarias de España el próximo mes de mayo en Madrid, el acto más importante de la Organización y que suele clausurar la Ministra de Agricultura. 

La concesión de los Premios Cooperativas Agro-alimentarias de España se realizará mediante el procedimiento de concurrencia competitiva, conforme a los principios de publicidad, transparencia e igualdad. 

El plazo y la documentación exigida para presentar las solicitudes, así como la memoria justificativa del proyecto, concluye el 31 de marzo de 2017. 

Todas las cooperativas interesadas en participar, en cualquiera de las categorías de los Premios, deberán presentar su candidatura a través de su Federación regional correspondiente.

 

Descargar Bases de la Convocatoria 

 

ASAJA-Almería informa de que el Gobierno ha publicado un Real  Decreto en el que se recogen medidas de apoyo por diferentes fenómenos ocurridos desde finales de diciembre, y que en el caso de Almería se dirige a compensar los daños por las lluvias que se produjeron del 17 al 23 de diciembre, disponiendo los interesados de dos meses para poder solicitar estas ayudas.

Se trata de unas medidas similares a las que anteriormente se han puesto en marcha cuando se han producido fenómenos similares, y que en el caso de las explotaciones agrícolas y ganaderas se dirigen a aquellos que cuentan con el seguro agrario en vigor pero el siniestro no ha sido garantizado o cubierto por éste, a los que se podrá conceder una subvención de hasta el 70% con un máximo de 8.000 euros.

También pueden solicitar esta ayuda por las lluvias aquellos para los que en el momento del daño no se hubiera abierto el plazo de aseguramiento para ese cultivo o estuviera aún en período de contratación y no se hubiera formalizado la póliza, aunque es requisito indispensable que hubieran realizado el seguro en la campaña anterior en ambas situaciones. En el caso de los ganaderos deberán tener el seguro de retirada de cadáveres.

También en estas medidas se incluyen beneficios fiscales como exenciones del IBI o reducciones en el Impuesto de Actividades Económicas por lo que desde ASAJA animamos a los afectados a informarse a través de nuestras oficinas ya que disponen de tiempo suficiente para acogerse a las medidas de este Decreto.

Asimismo vuelve a ponerse de manifiesto el hecho de que si no se aseguran las cosechas no se podrá acceder a medidas excepcionales establecidas como éstas por lo que insistimos en la importancia de asegurar las cosechas ante la llegada de fenómenos como la lluvia, el granizo, y la nieve, entre otras adversidades, ya que el seguro es la única garantía para minimizar el daño y las pérdidas económicas que este tipo de sucesos suponen

Y por último, en relación a las pérdidas ocasionadas no ya por las lluvias sino por la bajada de temperaturas de estas pasadas semanas la organización ha distribuido en sus oficinas un modelo de declaración de daños disponible para todo aquel que lo necesite.

Fuente.- Agroinformacion.com

Los agricultores de la comarca de Utiel-Requena se han llevado una desagradable sorpresa al poder acceder a sus explotaciones –cuyos caminos de entrada estaban bloqueados a causa de las intensas nevadas de las últimas fechas– y descubrir graves daños en los cultivos del olivar, almendro y viña en espaldera.

Los responsables de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) en la zona señalan que la enorme cantidad de nieve caída en los últimos días se ha acumulado en las ramas de olivos y almendros y muchas de ellas han terminado por romperse y caer al suelo al no poder resistir el peso de una nieve que se ha caracterizado por ser especialmente densa debido la gran cantidad de agua que la formaba. De acuerdo con las primeras estimaciones el olivar es el cultivo que se ha llevado la peor parte, si bien tanto en el olivo como en el almendro los efectos de esta incidencia climática se concretarán en una apreciable merma de cosecha en las parcelas dañadas cuyo alcance definitivo todavía está por determinar.

En cuanto a la situación provocada por el temporal en los viñedos de Utiel-Requena, AVA-ASAJA apunta que las cepas cultivadas por el método de espaldera, es decir, mediante soportes metálicos, son las que han sufrido el impacto de unas nevadas que han destrozado las estructuras de barras y alambres, sobre todo en aquellas explotaciones que implantaron esta técnica en los últimos años, ya que el arraigo en la tierra y la sujeción en la propia cepa de la espaldera es menor que en aquellas otras parcelas donde este sistema de cultivo lleva más tiempo asentado.

Otra circunstancia que, según los responsables de AVA-ASAJA, contribuye a agravar aún más los problemas generados por el temporal de nieve es el bajo índice de contratación del seguro agrario en la zona, un índice que, además, es prácticamente nulo en aquellas opciones aseguradoras previstas para cubrir este tipo de accidentes climáticos.

El Tribunal de Justicia dictó ayer su sentencia sobre el  “Acuerdo Agrícola UE-Marruecos”. Aunque en ella  declara inadmisible el recurso del Frente Polisario por falta de legitimación e invalida la sentencia de primera instancia que anuló dicho acuerdo, lo más destacable de la misma es que concluye que el “Acuerdo” no se debe aplicar al Sáhara occidental, por no quedar este espacio incluido dentro del “territorio del Reino de Marruecos”.

 A finales de 2015, el Tribunal General (TG) dictó una Sentencia favorable al recurso presentado por el Frente Polisario de anulación de la Decisión del Consejo de la UE de 08/03/2012 por la que se suscribe el “Acuerdo Agrícola UE- Marruecos”. Esta primera Sentencia, anulaba parcialmente la Decisión del Consejo y se basaba, ante todo, en que el Acuerdo Agrícola era de aplicación al territorio del Sáhara Occidental. Inmediatamente, el Consejo de la UE, acompañado de varios Estados miembro, como Francia o España, interpusieron a su vez un recurso de apelación contra esta primera sentencia.   

Un año después, el 21/12/2016, el Tribunal de Justicia se ha pronunciado y viene a corroborar las Conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE sobre el recurso que se presentó en septiembre 2016:  
Lo más importante de la esta Sentencia es que el Tribunal de Justicia determina que el Sáhara occidental no forma parte del “territorio del Reino de Marruecos” y que, por lo tanto y de acuerdo con el derecho internacional, los acuerdos UE-Marruecos ni eran ni son aplicables al Sáhara occidental (ni el Acuerdo de Asociación UE-Marruecos ni el Acuerdo UE-Marruecos sobre la Liberalización del comercio de productos agrícolas y de la pesca).
Además, en el plano técnico, el TJ anula la Sentencia del Tribunal General y, en consecuencia, confirma la validez del “Acuerdo”. Esta anulación se produce, precisamente, por considerar el Tribunal de Justicia que el Tribunal General cometió un error al interpretar que esos acuerdos sí aplicaban al Sahara occidental. Es por ello también que el Tribunal de Justicia de la UE declara inadmisible el recurso del Frente Polisario, por falta de legitimación.

Se trata de una sentencia espinosa e histórica, que debería tener consecuencias –entre otras- sobre las exportaciones de hortalizas a la UE al amparo del “Acuerdo UE – Marruecos”. Un acuerdo que ha propiciado un aumento progresivo de los envíos de hortalizas a la UE en los últimos años provocando la desestabilización del mercado comunitario.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se personará en la causa penal abierta contra uno de los mayores entramados dedicados a la estafa sistemática de agricultores y que ha sido desmantelado en una operación de la Guardia Civil. La investigación llevada a cabo durante el último año por la Benemérita desembocó en la detención de siete presuntos cabecillas y testaferros de esta red delictiva que, de acuerdo con los datos disponibles, ha dejado sin pagar unos cinco millones de euros a más de 500 citricultores de las provincias de Valencia y Alicante.

Según las averiguaciones efectuadas, este grupo de presuntos delincuentes creó a lo largo de los últimos años al menos cinco empresas pantalla que utilizaban para dar una sensación de aparente solvencia y adquirir la fruta a los agricultores. Sin embargo, meses después y a la hora de hacer efectivos los pagos acordados, los responsables de dichas empresas desaparecían de escena y los testaferros carecían de patrimonio personal con el que poder abonar las cosechas. Cada año operaban en una zona diferente con el objeto de ocultar el rastro de sus fechorías y poder así seguir repitiendo la estafa.

El caso se encuentra ahora mismo en fase de instrucción en el Juzgado de Primera Instancia nº5 de Sueca y la acusación a la que se enfrentan podría ser por delitos de estafa, pertenencia a organización o grupo criminal, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública. AVA-ASAJA hace un llamamiento a los agricultores que recientemente hayan sufrido impagos para que se pongan en contacto con los servicios jurídicos de la organización agraria y, si constatan que han sido víctimas de algunas de las estafas cometidas por estas empresas ficticias, se sumen a la acusación única que presentará AVA-ASAJA, la cual les permitirá abaratar los costes judiciales y agilizar el proceso. El objetivo último de la asociación no se limita únicamente a que los agricultores afectados puedan recuperar la mayor parte posible del dinero que perdieron con las estafas, sino que este procedimiento siente un importante precedente ante otros casos de impagos de cosechas.

AVA-ASAJA valora muy positivamente la actuación y la colaboración de los grupos ROCA de la Guardia Civil, dedicados específicamente a la delincuencia en el medio rural, y de manera muy especial el trabajo desarrollado por el cuartel de Tavernes de la Valldigna, que ha investigado con eficacia las múltiples ramificaciones de este entramado. De los siete detenidos, de nacionalidades española y armenia, cinco han sido puestos a disposición judicial y tres de ellos ya han ingresado en la prisión de Picassent.

 

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha resaltado en Parlamento que el Decreto que regula la venta directa de productos a los consumidores en las explotaciones agrarias proporciona seguridad jurídica y cobertura legal a "una realidad arraigada en Andalucía", y contribuye a mejorar la viabilidad económica de las explotaciones, "que obtienen mayor valor añadido". Además, ha destacado que entre las ventajas de esta normativa, publicada el 2 de noviembre en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), se encuentra que el consumidor puede acceder a productos que normalmente no se encuentran en los canales convencionales.

Carmen Ortiz ha recordado que el decreto podrá beneficiar a más de 183.000 explotaciones agrarias andaluzas, y especialmente a unos 8.000 productores ecológicos. Entre las 22 categorías de productos a las que da cobertura se encuentran las aceitunas de mesa, los caracoles de granja, los huevos, la jalea real, la miel, el polen, el propóleo, las tagarninas, los cereales, frutas, hortalizas, legumbres, patatas, setas, frutales subtropicales y frutos rojos cultivados. También se contemplan bellotas, castañas, plantas aromáticas, piñones, espárragos y setas silvestres recolectados.

La titular de Agricultura ha comentado que la norma establece tres tipos de venta: en la propia instalación del productor, en mercado, y a establecimientos de venta al por menor, incluyendo restaurantes, comedores de empresa e instalaciones de turismo rural.

Miércoles, 23 Noviembre 2016 08:32

Técnicas forenses para controlar el fraude en el aceite de oliva

Escrito por

La UCO y el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) aplican una tecnología que cuantifica fragmentos de ADN presentes en el alimento e identifican su origen

El ácido desoxirribonucleico (ADN) es un carné de identidad. Cada ser vivo tiene uno totalmente diferente. Ocurre entre las personas, pero también en el reino vegetal, y entre ellas, en las plantas que sirven de alimento. Identificar el ADN en una comida ayuda a controlar la calidad de la misma. Sin embargo, el aceite de oliva virgen presenta un problema. Dado que el ADN se disuelve en agua y no en lípidos, el aceite de oliva contiene pocas moléculas de esta cadena de información genética. Un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO; Leticia Ayllón Egea y Gabriel Dorado Pérez) y del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC; Pilar Hernández Molina) ha usado una técnica forense para cuantificar de forma absoluta el ADN presente en el aceite de oliva virgen. La investigación persigue el objetivo final del desarrollo de un método de trazabilidad que ayude tanto a la certificación de calidad y denominación de origen, como a la identificación de posibles fraudes en el ámbito alimentario.

Además de escaso, el ADN está muy fragmentado en el aceite de oliva. “Por suerte, como el aceite de oliva virgen es el zumo de una fruta, contiene gotas de agua de tamaño microscópico en las que se disuelve el ADN de dicha fruta”, explica el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Gabriel Dorado Pérez, investigador responsable del grupo de investigación AGR-248 (Biotecnología Agroalimentaria), del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) que ha llevado a cabo este desarrollo tecnológico.

Para rastrear estos restos de ADN disueltos en el agua contenida en el aceite de oliva virgen, el equipo científico, en el que ha colaborado personal de la Universidad de Estudios de Catania (Italia; Francesco Scollo, Alessandra Gentile y Stefano La Malfa), ha empleado una técnica forense. Denominada PCR digital de gotita (ddPCR; del inglés, “droplet digital-PCR”), con ella se puede amplificar y cuantificar de forma absoluta el ADN presente en una muestra, con un límite de detección teórico de una molécula. Igual que puede ayudar a exonerar a un recluso encarcelado por un error judicial, o a identificar a un asesino en el escenario de un crimen, aquí permite identificar el origen de dicho aceite.

El primer reto es aislar ADN amplificable de dicho material, para lo cual los investigadores han empleado y optimizado diversos métodos. Posteriormente, “el truco consiste en dividir la mezcla de reacción de amplificación en miles de gotitas microscópicas, lo cual se consigue emulsionando la muestra acuosa en aceite”, relata Dorado. El objetivo es que en cada una de ellas se encuentre una o ninguna molécula de ADN. El análisis bioinformático de los resultados de amplificación de la emulsión de agua del aceite permite cuantificar de forma absoluta el número de moléculas inicialmente presentes en la muestra, sin necesitad de controles o patrones internos, como anteriormente era necesario.

 

Control alimentario

Considerado por la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA; del inglés “Food and Drug Administration”) como un alimento medicinal por sus beneficios en la salud, el aceite de oliva virgen es el producto estrella de la dieta mediterránea. Gracias a la demanda del consumidor, se han desarrollado una serie de productos de mayor calidad, como los aceites monovarietales con denominaciones de origen. Se trata de aceite de oliva de una variedad de aceituna, como puedan ser picual u hojiblanca, procedentes de un lugar concreto de cultivo.

La identificación del ADN en muestras de todas estas versiones de aceite de oliva con valor añadido puede, por una parte, ayudar al control de calidad alimentario, y por otra, evitar la picaresca en el sector. “El objetivo final es desarrollar un método de trazabilidad que permita determinar si las botellas que se ofrecen con la etiqueta de aceite de oliva monovarietal son como se declara, contienen aceite de otra(s) variedad(es) o, incluso, si contiene aceites de otras especies, como girasol, cacahuete o almendra”.

Hace 22 siglos, Arquímedes desarrolló un método con el que demostró que el orfebre de la famosa corona de Hierón II (rey de Sicarusa) no era de oro puro, calculando además la proporción exacta de la aleación. Así, un kilo del valioso metal tiene distinta densidad que la misma masa de otro metal, por lo que sus volúmenes son diferentes. Salvando las distancias, la ddPCR permite también conocer las proporciones de especies o variedades (ADN) que han servido para producir una muestra de aceite de oliva. El ADN de otras procedencias presenta características diferenciadas (secuencias distintas), lo que permite certificar su calidad o descubrir un fraude. El control de calidad de la corona real parece ser que le costó la cabeza al orfebre del llamado Tirano de Siracusa, pero trajo a la humanidad el principio de Arquímedes. La técnica ddPCR puede servir para garantizar la calidad del aceite de oliva que consumimos.

La confirmación oficial de la llegada al territorio español, concretamente a la isla de Mallorca, de la bacteria Xylella fastidiosa, conocida popularmente como el “ébola del olivo” debido a su enorme poder de destrucción, ha disparado la alarma roja en la agricultura española. El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, afirma que se “trata de una noticia gravísima y tremendamente preocupante que demuestra sin ninguna sombra de duda lo que venimos denunciado desde hace tiempo, es decir, que la Unión Europea viene aplicando en materia de control de plagas una política totalmente irresponsable y suicida. Bruselas no puede seguir jugando de manera impune con el futuro de la agricultura mediterránea”.

La Xylella fastidiosa, cuya presencia por primera vez en España acaba de ser localizada en tres cerezos radicados en Mallorca, es una bacteria de efectos letales para cultivos como el olivo, los cítricos, los frutales, la vid, el olivo o el almendro. El hecho de que no existan en la actualidad métodos eficaces para combatir esta plaga y que la única opción sea la de destruir los árboles infectados la convierte en un enemigo de primer orden. Una buena prueba de la magnitud de la amenaza potencial a la que se enfrenta ahora mismo la agricultura española se encuentra en las consecuencias que está causando en Italia. La Xylella fue localizada en el país transalpino en 2013 y, según los últimos datos, en el breve plazo de tres años se ha extendido a lo largo de unas 250.000 hectáreas de olivos y destruido millones de árboles. Desde entonces, la bacteria ha aparecido en otros países como Francia y Alemania y ahora acaba de ser identificada también en esos tres cerezos de Mallorca ya mencionados.

A la vista de la situación, el presidente de AVA-ASAJA hace un llamamiento al Ministerio de Agricultura y todas las administraciones autonómicas, con especial énfasis en la Generalitat Valenciana, para que activen todos los protocolos y medidas de control. “Sabemos –comenta Aguado- que tanto el Ministerio como la conselleria de Agricultura ya se han puesto manos a la obra y se están tomando el asunto muy en serio, pero es preciso redoblar la vigilancia, actuar de forma coordinada y, sobre todo, adoptar todas las medidas necesarias para aislar la zona afectada y erradicar el foco antes de que la bacteria se propague a otras regiones”.

Aguado, tras la aparición en la Xylella en territorio español, se muestra especialmente indignado con la laxitud que viene mostrando la UE en sus políticas de control de plagas en los cargamentos hortofrutícolas importados de terceros países. “La UE –apunta el presidente de AVA-ASAJA- antepone los intereses comerciales a la seguridad de nuestros cultivos y eso es intolerable. A raíz precisamente de la irrupción de la Xylella en Italia la Unión Europea llevó a cabo una remodelación del reglamento de sanidad vegetal pero los cambios operados son totalmente insuficientes porque siguen sin contemplar medidas eficaces como las llamadas listas positivas, en las que se incluyen a aquellos países que sí cumplen los requisitos necesarios para exportar sus productos; un sistema éste que sí utiliza un país tan liberal en términos comerciales como Estados Unidos. Bruselas juega con fuego y los que nos quemamos somos nosotros. Alguien allí deberá asumir responsabilidades por todo lo que está ocurriendo”.

El llamado Grupo de Contacto de Cítricos Hispano-Franco-Italiano, reunido hoy en Valencia, acordó reclamar a la Comisión Europea (CE) la futura puesta en marcha de algún tipo de medidas compensatorias que contribuyan a paliar, siquiera sea en parte, los negativos efectos que va a tener el reciente acuerdo pactado entre la Unión Europea (UE) y la Asociación de Estados del Sur de África.

            Durante esta cumbre citrícola, los representantes de las entidades agrarias italianas, francesas y españolas, decidieron también solicitar a la CE que elabore un estudio sobre el impacto que dicho acuerdo, y más concretamente las importantes concesiones en materia citrícola de las que va a beneficiarse Sudáfrica a la hora de introducir sus cítricos en el mercado comunitario, tendrá sobre el conjunto de la citricultura europea. Asimismo, lamentaron que ese estudio de impacto no se haya realizado ni presentado antes de alcanzar el acuerdo.

            Entre esas posibles compensaciones que la UE debería poner en marcha figura la posibilidad de establecer contingentes a las importaciones de agrios procedentes de Sudáfrica en aquellos momentos de la campaña cuya presencia coincidente en los mercados comunitarios con las producciones citrícolas europeas pueda distorsionar el normal desarrollo de la temporada al impulsar los precios a la baja

            Otro de los asuntos relevantes abordados durante este encuentro, y que preocupa especialmente al sector citrícola europeo, son las notorias insuficiencias que muestra la UE a la hora de controlar la posible entrada de plagas y enfermedades en los cargamentos de cítricos importados de terceros países. En ese sentido, los representantes del Grupo de Contacto de Cítricos Hispano-Franco-Italiano subrayaron que las últimas modificaciones reglamentarias, lejos de contribuir a solucionar el problema, lo agravan todavía un poco más, en la medida en que establecen diferentes sistemas de vigilancia para los envíos de cítricos foráneos en función de si su destino final es el mercado en fresco o, por el contrario, la industria de transformación. En este último caso, las inspecciones son más livianas, lo cual propiciará un falseamiento sobre el número final de detecciones de plagas y enfermedades en las importaciones de terceros países y el riesgo de que producto destinado a la industria acabe en el mercado en fresco.

            Ahora mismo, la preservación de la sanidad vegetal en la citricultura europea constituye una de las preocupaciones centrales del sector, puesto que en esos cargamentos importados se detecta, con excesiva frecuencia y sin que la UE aborde el problema con la seriedad que merece, la presencia de plagas y enfermedades devastadoras que no están presentes todavía en Europa, pero que si llegasen a entrar, a través de estos cargamentos contaminados, provocarían una catástrofe de consecuencias irreparables.

COAG Andalucía se ha felicitado por el trabajo que ha llevado a la aprobación y publicación  en el BOJA del decreto que regula la venta directa. De este modo, para la organización se facilita “que los miles de productores que ya realizaban esta actividad, con un marcado componente social, tengan un marco legal que los regule y proteja, y se consigue que tanto los agricultores y ganaderos como los consumidores disfruten de mayor seguridad”.

COAG Andalucía lleva años trabajando para que se potencien los diferentes modelos de comercialización, mediante circuitos cortos que permiten potenciar los vínculos entre la producción y el consumo, evitando los intermediarios y la consiguiente pérdida del valor añadido, contribuyendo así a incrementar los ajustados beneficios de las explotaciones agrarias y a la sostenibilidad medioambiental y social.

Además, considera que con la venta directa se facilita que el consumidor tenga acceso a un alimento fresco, en su momento óptimo de maduración y de la máxima calidad, que a veces no encuentra en otros canales de distribución, conociendo perfectamente su origen y quién y cómo lo produce. El caso de la miel, con un etiquetado que impide conocer con claridad el origen del producto, es un ejemplo claro de cómo la venta directa puede suponer un gran beneficio para el consumidor, que puede informarse y elegir con criterio.

En estos momentos, ya funcionan en Andalucía iniciativas apoyadas por COAG que desarrollan este modelo de venta directa, como es el caso de los Mercados de Productores Ecológicos y Locales que se celebran en la Alameda de Hércules o en localidades como Gines (Sevilla).  Esta organización agraria confía en que a partir de la publicación de este decreto, las diferentes administraciones apoyen y fomenten la aparición de nuevas experiencias similares.

Además, COAG destaca que al haberse eliminado la limitación kilométrica inicial (80 kilómetros), será posible hacer venta directa de todos los productos andaluces en cualquier punto de la comunidad autónoma.

Con este decreto, se facilita la venta directa de 22 productos. Esta organización agraria espera que se pueda seguir avanzando para incorporar otros, y recuerda la necesidad de promover igualmente otras iniciativas legislativas que faciliten la transformación y elaboración de alimentos en las propias explotaciones.

Fuente Agroinformacion.com

Página 1 de 14