Editor

Editor

El Consejo Regulador ha presentado la XXXVI Cata del Vino Montilla-Moriles en Córdoba, que se celebrará del 24 al 28 de abril próximos, y que este año conmemora el cuatrocientos cincuenta aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, y el veinticinco aniversario del reconocimiento del Casco Histórico de Córdoba como Patrimonio de la Humanidad.

El Consejo Regulador ha presentado en la mañana de hoy en el Palacio de Orive, el cartel y los actos centrales de la XXXVI Cata del Vino Montilla-Moriles que tendrá lugar desde el 24 al 28 de abril en la explanada de la Diputación Provincial de Córdoba y que este año se le dedica al cuatrocientos cincuenta aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, y el veinticinco aniversario del reconocimiento del Casco Histórico de Córdoba como Patrimonio de la Humanidad.

El acto ha tenido lugar en el patio central del Palacio de Orive, donde el Presidente del Consejo Regulador ha dado la bienvenida al acto a los asistentes y ha señalado que un año más, este evento se convierte en protagonista del inicio de las Fiestas de Primavera de Córdoba en su mejor versión, alcanzando unas cotas de popularidad inimaginables hace tan sólo unos años.

La alcaldesa ha destacado el papel socializador del vino en Córdoba, invitando a participar en esta cita que pone en valor la riqueza y singularidad de los vinos de la provincia, todo alrededor de una copa de vino.

Por su parte, Antonio Repullo, Delegado de la Junta de Andalucía en Córdoba, destacó la importancia de este sector desde el punto de vista económico, como dinamizador del desarrollo de una comarca, y sobre todo del papel relevante en la fijación de la población al territorio.

El Presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, destacó que para la institución que preside es un honor recibir al sector del vino en la que es su casa, e invitó a los cordobeses a participar activamente en las diferentes propuestas que tienen como objetivo la promoción de los vinos de Montilla-Moriles, siempre desde una perspectiva de consumo responsable.

Las actividades que se han organizado con motivo de esta edición se iniciarán con la inauguración oficial del día 23 de abril, con la entrega de los Premios de la DOP Montilla-Moriles y el corte de cinta del día 24 de abril a las 13.30h con el que dará inicio propiamente el evento.


Desde el mismo miércoles 23 al sábado 27, habrá catas dirigidas de distintas bodegas participantes en horarios de 13.00-14.00 y 15.00h

Finalmente, no faltarán los habituales concursos de etiquetas y stands, el nuevo concurso de tapas en el que participan todos los restaurantes invitados a la Cata.

El equipo español de Diverfarming evalúa su segundo año de trabajo y traza la estrategia de colaboración con agricultores

 

A las puertas del segundo aniversario de la puesta en marcha del proyecto europeo Diverfarming, que lidera la Universidad Politécnica de Cartagena y financia el programa H2020 de la Comisión Europea, el grupo de socios españoles que forman parte de este consorcio ha celebrado la segunda Reunión Anual de la Región Mediterráneo – Sur, coordinada por la investigadora del Departamento de Edafología de la Universidad de Córdoba Beatriz Lozano.

 

La reunión, que tuvo lugar en la sede de Zaragoza del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), fue inaugurada por el director de la Estación Experimental de Aula Dei (EEAD  - CSIC), Jesús Val, y la delegada del CSIC en Aragón, María Jesús Lázaro y dio lugar a la evaluación del trabajo realizado en el proyecto en los últimos doce meses.

 

De este segundo año se extraen resultados importantes como los obtenidos del caso de estudio número 16, en el que se asocian distintos productos hortícolas con legumbres en un terreno experimental de la huerta murciana, zona aquejada de problemas agrícolas y medioambientales.

 

En este caso se demuestra cómo tanto el intercalado (combinar dos plantas en la misma hilera) como la asociación 1:1 (alternar hileras de cada cultivo) de melón y caupí (una variedad de judía o frijol) hizo aumentar considerablemente la producción de melón, incrementando tanto su peso como el número de frutas. Bajo técnicas de arado reducido, fertilización optimizada, control integrado de plagas e incorporación de abono verde derivado de los restos de cosecha se comprueba que aumenta también la fijación de nitrógeno al suelo, ya que las leguminosas lo hacen de manera biológica, reduciendo así el aporte de fertilizantes. Que la época de floración del caupí sea inmediatamente previa a la del melón provocó que los polinizadores acudiesen a estas flores, facilitando la polinización del melón.

 

Otro de los hitos derivados de este año y que abren una vía de sostenibilidad para la comunidad agrícola es la elección del lavandín (mezcla de lavanda y espliego) como cultivo asociado al olivar. Tras el estudio de la cadena de valor de este producto por parte de los investigadores de la Universidad de Jaén que trabajan dentro del grupo formado por la UCO, se encontró una alta idoneidad con el olivar tradicional. Este cultivo que crece en enclaves con régimen de precipitación de hasta 300 mm al año tiene como destino final la perfumería de gama no alta y la industria de la higiene. Su inclusión entre las calles del olivar tradicional permitiría al agricultor una segunda renta, beneficios de políticas agrícolas en el caso de ser considerada cubierta vegetal y una revalorización de esos olivares que, actualmente, luchan por ser sostenibles frente a los intensivos y ultra mecanizados. Los primeros ensayos técnicos se llevan ya a cabo en el olivar experimental que el proyecto tiene en Torredelcampo (Jaén).

 

Durante la jornada, también tuvo lugar la presentación del prototipo de maquinaria que combinará las diversas funcionalidades que cada cultivo necesita durante su ciclo de vida. Por su parte, el equipo de comunicación, liderado por la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Córdoba, presentó la estrategia para la creación de las ‘Communities of practitioners’ que serán las comunidades de agricultores que pongan en marcha la diversificación en sus fincas con la ayuda y el soporte técnico del equipo Diverfarming.

 

Para finalizar, el personal asistente a la reunión pudo visitar uno de los 8 casos de estudio que se llevan a cabo en terreno nacional, que es un ensayo de regadío situado en Zaragoza y en el que se combinan cereales de invierno con leguminosas como el guisante o la veza. Como cierre, para conocer la cadena de valor y el destino final del cultivo, se recorrió la fábrica de sémola de la empresa aragonesa ARENTO.

 

Diverfarming es un proyecto financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro del reto de “Seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenibles, investigación marina, marítima y de aguas interiores y bioeconomía” en el que participan las Universidades Politécnica de Cartagena y Córdoba (España), Tuscia (Italia), Exeter y Portsmouth (Reino Unido), Wageningen (Países Bajos), Trier (Alemania), Pècs (Hungría) y ETH Zúrich (Suiza), los centros de investigación Consiglio per la ricerca in agricoltura e l'analisi dell'economia agraria (Italia), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España) y el Instituto de Recursos Naturales LUKE (Finlandia), la organización agraria ASAJA y las empresas Casalasco y Barilla (Italia), Arento, LogísticaDFM e Industrias David (España), Nieuw Bromo Van Tilburg y Ekoboerdeij de Lingehof (Países Bajos), Weingut Dr. Frey (Alemania), Nedel-Market KFT y Gere (Hungría) y Paavolan Kotijuustola y Polven Juustola (Finlandia).

La fase de presentación de credenciales, que finaliza el próximo 12 de abril, deberá contemplar los requisitos fijados en el briefing 

 

 

1 de abril de 2019-  La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) convoca un proceso de selección de agencias para trabajar en el desarrollo de un nuevo proyecto de promoción del vino en el mercado interior. Por ello, se hace un llamamiento a agencias que puedan estar interesadas en participar en un concurso en concurrencia competitiva que se pone en marcha de manera inmediata y que quedará resuelto en julio de 2019. 

 

En la primera fase del proceso, las agencias deberán presentar sus credenciales y méritos antes del próximo 12 de abril. Una vez recibidas las candidaturas se iniciarán las diferentes fases de selección, según se recoge en el briefing adjunto.  Todo el proceso estará supervisado por el Comité de Marketing de OIVE que está formado por expertos en dicha área de los operadores del sector del vino.

 

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), que agrupa a las entidades representativas del sector vitivinícola español, puso en marcha en noviembre de 2017 la campaña “Marida mejor tu vida Con Vino” dentro de su línea de actuaciones de promoción del consumo de vino en España. La campaña se centró en el posicionamiento “Marida mejor tu vida con vino”, centrada en la celebración con vino de los pequeños milagros cotidianos de la vida. Spots en televisión, gráficas y radio se complementaron con campañas online, display, programática, SEM, influence marketing y campañas paid en redes sociales. Dos años después del comienzo de la campaña, OIVE quiere dar un paso más en su objetivo de impulsar el consumo de la categoría de vino en el mercado nacional con esta nueva etapa.

El Grupo de Investigación MicroWine del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV, Gobierno de La Rioja, CSIC y UR) apoyado en la reciente tesis de  la doctora por la Universidad de La Rioja, Alda João Sousa Rodrigues ha presentado oficialmente un estudio que vienen realizando fruto de la  combinación del uso de levaduras seleccionadas, la aireación del mosto en las primeras etapas de fermentación y el control de factores ambientales (temperatura, aporte de nitrógeno, etc.) con el que han logrado reducir el alcohol presente en el vino hasta en 3 y 4 grados en pruebas realizadas en el laboratorio y entre 1 y 2 grados en escala piloto, sin disminuir sus propiedades sensoriales.

 

Esta investigación ha sido dirigida por Ramón González García y María Pilar Morales Calvo, investigadores del MicroWine y la tesis se ha desarrollado en el marco del programa de Doctorado Ciencias Biomédicas y Biotecnológicas del Departamento de Agricultura y Alimentación de la Universidad de La Rioja y gracias a un contrato del Ministerio de Economía y Empresa (MINECO).

 

Ramón González García ha indicado que el trabajo realizado por Alda en su tesis –que por cierto tituló “Características fisiológicas deSaccharomyces cerevisiae y especies de levaduras enológicas alternativas en relación con la reducción del contenido alcohólico del vino”-, es una “etapa en una línea de investigación que tiene su recorrido y vamos a seguir con ella. Nos interesamos por el problema del grado alcohólico porque preocupa mucho en el sector en los últimos años Los departamentos de marketing de las bodegas están pidiendo a los técnicos que reduzcan el grado pero por otro lado que mantengan calidad aromática y el cuerpo de los vinos, lo cual es incompatible si no conseguimos que haya o menos azúcar en la uva o que ese azúcar se convierta en menos alcohol. ¿Qué es lo que estamos haciendo nosotros? Las responsables de convertir el azúcar en alcohol son las levaduras durante la fermentación, sin eso no  habría vino, y queremos que lo sigan haciendo pero que la cantidad de alcohol que produzcan sea menor. Y para eso la apuesta que hemos hecho es trabajar con las condiciones de la fermentación y las levaduras que llevan a cabo la fermentación tratando que hagan otras rutas metabólicas y en concreto hemos apostado por la respiración. Cuando las levaduras respiran hacen como nosotros y el azúcar van a convertirlo todo en dioso de carbono y agua, y por tanto no van a producir etanol. Todo el azúcar que consuman por esa otra vía permitirá reducir en ese porcentaje el alcohol que vamos a encontrar en el vino”.

 

Pilar Morales, codirectora de la tesis de Alda afirmó que “hemos conseguido encontrar levaduras alternativas a las Saccharomyces cerevisiae con las que somos capaces de hacer una fermentación en condiciones aeróbicas y conseguimos bajar el grado en laboratorio hasta 4 grados, pero cuando nos hemos sido a planta piloto con una de estas, porque en el laboratorio hemos trabajo con más, la bajada ha sido más moderada entre 1 o 2 grados alcohólicos, que no está mal pero tenemos que seguir trabajando para afianzar esa bajada de grado”. 

 

Todo esta investigación ante un problema que preocupa seriamente el sector del vino, parte de la tesis de la doctora Alda João Sousa Rodrigues quien ha identificado tres genes de Saccharomyces cerevisiae cuya eliminación reduce significativamente la producción de ácido acético en presencia de oxígeno.

 

Para la identificación de estos genes, la doctora Alda João ha empleado técnicas de biología computacional pues “vi que tocando pequeños genes o genes específicos en determinadas vías metabólicas se verifica una reducción muy significativa de la producción de ácido acético, que es uno de los grandes problemas que tenemos con el empleo de las Saccharomyces cerevisiae en prestaciones aireadas”.

 

A estas estrategias (aireación, selección y mejora de levaduras Saccharomyces y no-Saccharomyces) se añade el control de otros factores ambientales, como la temperatura (que puede afectar a determinadas cepas) y el aporte de nutrición nitrogenada.

 

Ramón González García ha puesto fechas para el uso de estas nuevas técnicas indicando que  “la tecnología no está para usarla mañana pero en la próxima vendimia podremos hacer ensayos a escalas mayores de las que hemos hecho e ir identificando los problemas que surgen con el escalado pero creemos que sí que puede hacer”.

 

En la presentación de los resultados de esta investigación, Belén Ayestarán Iturbe, vicerrectora de Investigación de la UR, destacó que “los resultados que han conseguido son espectaculares en el marco del cambio climático que vivimos donde hay un desfase, digamos, de la maduración de la pulpa y la maduración del hollejo, lo que va a suponer que vamos a tener vinos con mayor grado alcohólico, con menos color y más astringentes. Esta nueva herramienta, con esta nueva levadura, diseñada en esta tesis, va a ser una herramienta microbiológica espectacular para los enólogos porque les va a permitir poder esperar hasta que esa uva alcance la maduración fenólica y de tal manera no preocuparse tanto del alto grado alcohólico”.

 

 

 

Fuente.- Instituto de ciencias de la vid y el vino. Texto y Foto Antoniio Egido

Lo recibió anoche su presidente, José Espina Rosado, en el Complejo Agroalimentario de Andalucía, de Dos Hermanas (Sevilla), acompañado por una nutrida representación de la cooperativa
La cooperativa Vinícola del Condado recibió en la tarde de ayer el reconocimiento ‘Empresa Innovadora’ concedido por Carrefour en sus Premios Pyme Andalucía 2018, con los cuales la enseña de distribución distingue a sus mejores proveedores regionales. El acto de entrega tuvo lugar en el Complejo Agroalimentario de Andalucía, ubicado en Dos Hermanas (Sevilla), con la asistencia destacada de la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo Díaz.
En opinión del presidente de la entidad, José Espina Rosado, quien recogió el galardón acompañado de una nutrida representación de la cooperativa, “este premio refleja el esfuerzo, la innovación y la mejora constante en la que estamos inmersos las cooperativas de la provincia de Huelva, siendo un orgullo y un respaldo al trabajo de todos”.
Vinícola del Condado es la mayor cooperativa vitivinícola de Andalucía por número de asociados y volumen de producción. Suma 800 hectáreas de viñedo, medio millar de socios agricultores y una producción de 10 millones de litros. La cooperativa elabora todo tipo de productos vinícolas, bajo las marcas Mioro, Mioro Gran Selección, Don Condado, Lantero, Seseo Moscato y Misterio, entre otros. Entre sus referencias, se pueden encontrar vinos jóvenes y robles, generosos, dulces y más novedosos como el vino de naranja, de limón o de fresa, este último en colaboración con la también cooperativa Fresón de Palos, referente en producción de frutos rojos a nivel nacional, y ambas integrantes de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva.
La cooperativa onubense exporta en torno al 50% de la producción, principalmente a mercados europeos como Alemania, Bélgica e Italia. No obstante, sus caldos alcanzan lugares tan lejanos como Estados Unidos, Rusia, China, Japón o Nigeria. En el mercado nacional, el 80% de su producción se comercializa en Andalucía, siendo Carrefour uno de sus principales canales de venta.
En consecuencia, “recibimos con gran entusiasmo este premio, el cual pone en valor la trayectoria no sólo de nuestra cooperativa, sino el buen trabajo que realizamos las empresas agroalimentarias andaluzas y más concretamente las cooperativas de vino del Condado de Huelva”, concluye José Espina Rosado.

La presidenta nacional de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, Lola Merino, ha destacado hoy el papel estratégico de las mujeres rurales para frenar despoblación en Castilla y León. “Hay que dar un verdadero protagonismo a las 40.000 mujeres que residen en el medio rural de Palencia para frenar la sangría demográfica que sufre esta provincia, que ha perdido más de 11.000 habitantes en la última década”.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la Jornada Final del Proyecto de Cooperación “Mujer y Emprendimiento” coordinado por el Grupo de Acción Local Zona Centro de Valladolid, que ha tenido lugar hoy en Astudillo, en la que ha abordado “Los principales retos y dificultades del emprendimiento de la mujer en el medio rural”.
 
Merino ha señalado que las cifras de la despoblación en España son “alarmantes”, ya que durante los últimos años la población rural española pierde 45.000 habitantes al año, y el 60% de los más de 8.000 municipios españoles se encuentra gravemente aquejado por la extinción demográfica. Cabe destacar, ha dicho, que “Palencia es la cuarta provincia castellanoleonesa que más habitantes ha perdido en este último año, por detrás de Zamora, Ávila y León”.
 
Para la presidenta de AMFAR, Lola Merino, “en este siglo XXI son necesarias políticas que promuevan la igualdad de oportunidades real y efectiva entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, que fomenten la incorporación de las mujeres al sector agrario, que las convierta en líderes del emprendimiento, que garanticen los servicios sociales, el acceso a las nuevas tecnologías, la reducción de las diferencias retributivas y la corresponsabilidad en el reparto de las tareas familiares y domésticas”.
 
El medio rural español, que supone casi el 90% de la superficie de España, pierde 5 habitantes por hora. Para frenar esta sangría demográfica, AMFAR reclama  la voz de las mujeres rurales y su participación en todos los foros y en la toma de decisiones, porque “un pueblo sin mujeres se muere, desaparece”.
 
En España, las mujeres ya representan un notable 37% del total de perceptores de las ayudas directas de la PAC, cifra que desciende hasta el 28,5% en Castilla y León. Además, recuerda Merino, algunas medidas puestas en marcha para dar visibilidad al trabajo de las mujeres en el campo, como la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias, “no termina de cuajar”. Actualmente sólo 522 mujeres se han dado de alta en esta figura en España, 198 de ellas en Castilla y León, que encabeza el ranking autonómico, si bien, en Palencia sólo se han registrado 20 mujeres.
 
Mujeres Rurales y Emprendimiento
 
Es evidente la apuesta femenina por el autoempleo en las zonas rurales españolas. Según datos de ATA, el 55,3% de los nuevos emprendedores en 2018 fueron mujeres. En términos absolutos, las mujeres representan el 35,6% del total de autónomos en España, cifra que asciende hasta el 54% en el medio rural.
 
La Presidenta de AMFAR, Lola Merino, ha incidido en que el perfil de la autónoma es el de una mujer casada (54,3%) y con hijos (59% de los casos), por lo que “gestionar su propia empresa lleva añadida la gestión de su propio tiempo y compaginar las tareas domésticas, especialmente cuando se trata del cuidado de personas a cargo, hijos, mayores o dependientes”.
 
Un proyecto de cooperación 
 
“Mujer y Emprendimiento” es un proyecto de cooperación coordinado por el Grupo de Acción Local Zona Centro de Valladolid, que cuenta como socios con los grupos de acción local: Adeco Camino (Burgos), Aderavi, Adrimo y Ceder Tietar (Ávila), Adrecag (Salamanca), Adri Cerrato Palentino (Palencia), Aidescom (Segovia) y Adri Palomares (Zamora), todos ellos gestores del programa Leader.
 
La jornada celebrada hoy en Astudillo ha puesto el broche de oro a este proyecto abriendo el debate y el intercambio de experiencias sobre el emprendimiento de las mujeres en el medio rural. De igual modo, en el seminario se ha llevado a cabo un balance de resultados de las acciones realizadas en el mencionado proyecto.

Unas explotaciones rentables y una PAC dirigida a los que se dedican a la actividad, prioridades de los jóvenes cooperativistas

 

Madrid, 22 de marzo 2019.- Valencia ha acogido durante ayer y hoy el I Congreso de Jóvenes Cooperativistas, organizado por Cooperativas Agro-alimentarias de España y por la Confederación de Cooperativas Agroalimentarias de la UE, COGECA, en el que han participado más de 300 jóvenes de distintos países de la Unión Europea.  

El objetivo del encuentro no era otro que el de escuchar a los jóvenes europeos, que aporten ideas y expliquen sus necesidades con el fin de trabajar conjuntamente para fomentar el relevo generacional y conocer de primera mano qué pueden aportar las cooperativas a estos jóvenes agricultores y ganaderos para que puedan permanecer en el sector agrario y en el medio rural. El reto del relevo generacional es hoy una cuestión de vital importancia a nivel europeo y aún es más preocupante en España, donde solo el 8% de las explotaciones tiene al frente titulares menores de 40 años.

 

Las mesas redondas en las que debatieron los jóvenes destacaron varias necesidades y problemática con las que se están encontrando los jóvenes que se han incorporado al sector y quieren vivir de él, así como los jóvenes a los que les gustaría hacerlo pero no están encontrando los apoyos necesarios para tomar la decisión. La rentabilidad de las explotaciones, el apoyo financiero para comenzar con la actividad o menos dificultades para acceder a las tierras o la falta de servicios y limitaciones tecnológicas del propio medio rural, fueron algunos de los factores en los que los jóvenes insistieron que están encontrando más barreras. Además, explicaron que las ayudas de la PAC, basadas en apoyos a la tierra y bases históricas, no están favoreciendo el relevo generacional, sino todo lo contrario. Respecto a cómo las cooperativas pueden contribuir a fomentar la incorporación de jóvenes al sector agroalimentario, destacaron la estabilidad que proporciona el pertenecer a una cooperativa, el acceso a más servicios, el asesoramiento y la formación.

 

“Tenemos un problema de financiación. Si te quieres incorporar desde cero es muy difícil. Compramos a precios de 2019 pero vendemos nuestros productos a precios de hace 20 años”, denunció Marcos Garcés, de la cooperativa Cereales Teruel. Además, “hay que definir bien a quien dar las ayudas y no crear una competencia entre los propios agricultores porque unos reciben ayudas y otros no”. “La PAC no es una ayuda vitalicia, con derechos históricos y vinculados a la tierra que no funcionan”, añadió Mª Angeles Rosado, de la SAT Coagral (Guadalajara), quien criticó además el abandono de las zonas rurales y la falta de servicios básicos. “Tenemos menos protección que las avutardas”, dijo.

 

Por su parte, Pau Salse, ganadero de la Cooperativa de Ivars d’Urgell, señaló que la formación es crucial y “luego, día a día, nos seguimos formando con la experiencia y compartir conocimientos con los demás”. En este sentido, el apoyo de las cooperativas a sus socios resulta fundamental.

 

Sara Gil, de la cooperativa San Pedro Apóstol de Godelleta, reivindicó que “las cooperativas tienen que escuchar a los jóvenes en los Consejos Rectores, debe haber un equilibrio entre los que llevan años y tienen experiencia, y los que aportan nuevas ideas”.

 

Cambiar la imagen del sector agrario entre la sociedad y el derrumbamiento de ciertos tópicos, también es un aspecto en el que los jóvenes consideran que hay que seguir trabajando. “Somos jóvenes, empresarios como los demás, estamos bien formados pero se mantienen ciertos tópicos sobre la gente que vive en el medio rural que hay que cambiar”, indicaron.

 

“Al final esto no es un problema solo del sector agrario o de las cooperativas, es un problema social porque afecta a todos, a toda la sociedad. Necesitamos producir los alimentos que la gente tiene que comer, ello repercute en el mantenimiento de nuestro medio ambiente y en el entorno y, además, contribuye en la cohesión del territorio y evita la despoblación”.

 

La perspectiva de género y una mayor visibilidad de la mujer en el sector, que evite la histórica discriminación, también fue uno de los puntos calientes durante el Congreso. En este sentido, Mª Angeles Rosado apeló a un mayor apoyo de la Administración a la Ley de Titularidad Compartida, “que supone tener voz y voto en mi propia empresa y poder ser socia de una cooperativa”.

 

Un antes y un después para empezar a trabajar

 

“Este Congreso va a suponer un antes y un después en nuestras cooperativas. Estamos definiendo un camino que tiene que ser vuestro, debéis ser protagonistas e implicaros. Os animo a que la ilusión que tenéis revolucione en positivo lo que tenemos ahora en nuestras cooperativas y a seguir avanzando”, destacó el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Angel Villafranca, quien se comprometió a crear una Comisión de Jóvenes dentro de la Organización y a poner todos los medios disponibles al servicio de los jóvenes.

 

En la misma línea, Thomas Magnusson, presidente de la COGECA, resaltó en la inauguración que “las cooperativas necesitan jóvenes que quieran formar parte de ellas. En este Congreso vamos a establecer unas pautas para definir el futuro de las cooperativas”. Por su parte, Cirilo Arnandis, presidente de Cooperatives Agro-alimentàries de la C. Valenciana, subrayó que “se debe aprovechar la gran implantación de las estructuras cooperativas por todo el territorio para favorecer la llegada de nuevos agricultores, facilitar el acceso a la tierra, incrementar la capacidad de concentración de la oferta y el peso de los productores en la cadena”. 

Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar, animó a los jóvenes a participar no sólo en las cooperativas, sino también en la construcción de Europa. “La UE sigue construyéndose hoy y se trata de un proyecto en el que todos podemos participar, nunca antes Europa ha vivido un periodo de tanta estabilidad y progreso como ahora, un hito histórico que debe continuar desarrollándose”.

 

Posiciones compartidas

 

La primera jornada del Congreso reunió en las mesas redondas a jóvenes provenientes de cooperativas de Estonia, Francia, España, Bélgica, Polonia y Suecia. Las posiciones fueron compartidas independientemente del país, todos señalaron que las cooperativas deben ayudar a los jóvenes con los costes iniciales necesarios para poner en marcha una explotación, facilitando la adquisición de tierras, con apoyo en la financiación, en el asesoramiento y en la formación. Como puntos positivos, destacaron también que las cooperativas permiten reducir los costes de producción, obtener inputs más baratos, acceder a más servicios y destinar más fondos a la innovación que de manera individual serán impensables. 

 

La representante española, Inés Guillén -que mantiene una explotación vitivinícola en La Mancha y es portavoz de la Comisión de Jóvenes de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha- resumió las necesidades de los jóvenes en torno a un mayor acceso a los servicios y a las nuevas tecnologías en el medio rural, y además “necesitamos que nuestras explotaciones sean rentables. El precio de nuestros productos debe dejar el margen mínimo para poder vivir porque somos empresarios como otros”. 

 

A continuación, intervinieron María Teresa Durbano (Cooperativa Produttori Alta Valle Grana, Italia), T.J. Flanagan (ICOS, Irlanda), Tina Linnainmaa (Pellervo, Finlandia), Christian Pèes (Euralis, Francia) y Matthias Schulte-Althoff (DMK, Alemania), quienes explicaron casos concretos de cómo están desarrollando diversas políticas desde sus cooperativas para atraer y apoyar la entrada de jóvenes al sector, para que participen en las cooperativas, desde la perspectiva y el contexto de cada país.

 

Políticas para el relevo

 

El segundo día de la jornada, comenzó con la participación de Ricard Ramón, jefe de unidad adjunto de Orientación Política de la PAC de la DG Agri de la Comisión Europea, e Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural del MAPA, quienes se centraron en analizar las políticas, tanto a nivel comunitario con la nueva PAC, como a nivel nacional, para desplegar herramientas a favor del relevo generacional y sobre qué ejes se está trabajando.

También se conocieron casos de éxito y buenas prácticas que ya se están llevando a cabo en algunas cooperativas españolas y que pueden servir de ejemplo para las demás, sobre todo a la hora de evitar el abandono de tierras y la participación de los jóvenes en las cooperativas. En este bloque intervinieron Alejando Monzón, presidente de Anecoop; Begoña Amorós, directora de la SAT Cítricos de las Tierras del Ebro; Francisco Contreras, presidente de la cooperativa Cobella y José Ángel Moreno, secretario de la cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso.

 

Finalmente, Gonzalo Martín, director de Hispatec Analytics, explicó al auditorio de jóvenes cómo puede ayudar la digitalización a las cooperativas y a las propias explotaciones para conseguir mayor competitividad, menores costes de producción y una actividad agraria más sostenible y medioambiental. El compartir los datos disponibles es una baza que tienen que jugar las cooperativas, que tienen la base para desarrollar este tipo de herramientas de digitalización con mayores garantías y facilidad, insistió Martín.

 

Paralelamente, el encuentro también sirvió como escenario para que jóvenes de distintas regiones y países europeos establecieran contacto, intercambiaran experiencias, inquietudes y ocio que, sin duda, fomentan el espíritu cooperativista, sus valores de unión y cooperación, y quién sabe, puede poner los cimientos para futuras colaboraciones entre los líderes cooperativistas del mañana.  

 Ángel Villafranca, presidente de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), ha recibido esta tarde en París la Medalla de Caballero de la Orden del Mérito Agrícola, la más alta condecoración que concede el Ministerio francés de Agricultura.
El gobierno galo ha querido destacar así la larga trayectoria profesional de Villafranca que, además de presidir OIVE, ocupa este cargo en Cooperativas Agro-Alimentarias de España y Castilla la Mancha y, recientemente, ha sido elegido presidente del Grupo de Dialogo Civil de Vino de la Comisión Europea.
La entrega de la insignia ha corrido a cargo del ministro de Agricultura, Didier Guillaume, en el marco del Salón Internacional de Agricultura que se está celebrando estos días en París. El acto ha contado con la presencia de numerosos profesionales del sector y representantes institucionales de nuestro país como José Miguel Herrero, director general de la Industria Alimentaria.

En su discurso de agradecimiento Ángel Villafranca ha destacado que ambos países son aliados naturales y como tales deben continuar trabajando estrechamente defendiendo al sector agrario y a los agricultores. Prueba de estas buenas relaciones, en 2017 se creó el Comité Mixto Hispano - Francés que busca ser un punto de encuentro regular para analizar conjuntamente la problemática del sector del vino y trabajar por el futuro de los sectores vitivinícolas francés y español, especialmente en el marco de la futura PAC.

 

El Departamento de Ingeniería Forestal de la Universidad de Córdoba utiliza la tecnología LiDAR (Light Detection and Ranging) para planificar las repoblaciones de pino carrasco buscando una mayor absorción de carbono

La importancia actual del cambio climático ha puesto al secuestro de carbono en el punto de mira de las estrategias para reducir la concentración de CO2 en la atmósfera. Los ecosistemas forestales se presentan como aliados de la sostenibilidad medioambiental dado su papel como sumideros de carbono naturales. Sin embargo, el reto de la investigación reside en aumentar el ‘poder secuestrador’ de estos ecosistemas.

Con el objetivo de crear estrategias que hagan más eficiente el secuestro de carbono en los bosques, el grupo ERSAF del Departamento de Ingeniería Forestal de la UCO compuesto, entre otros, por Rafael María Navarro, Joaquín Duque, Carlos Vallejo, María Ángeles Varo y Guillermo Palacios, a través del proyecto LifeForest CO2, ha utilizado la tecnología LiDAR para elaborar un mapa de gestión forestal en el que se muestran cómo las diferentes intensidades de clara (regulación de la densidad del arbolado) son determinantes para incrementar la acumulación de carbono en las diferentes compartimentos (biomasa y suelo) de una masa forestal. Mediante el programa de claras, se consigue la reactivación del crecimiento de la masa forestal y, por ende, el aumento de la captación de carbono, ya que, en ausencia de tratamiento selvícolas, el crecimiento y la capacidad de secuestro de la masa se estanca.

La cartografía obtenida de gestión selvícola permite adecuar la intensidad de las claras, lo que ayuda a los gestores forestales a la hora de planificar y programar, a través de los proyectos de ordenación de montes, la selvicultura de los bosques de una manera eficiente e incrementar sus servicios ambientales.

Mediante el uso de la herramienta LiDAR, el equipo de investigación monitorizó el carbono orgánico en el suelo y la cantidad de biomasa total (aérea y radical) existente en el monte “Los Cuadros” en la Región de Murcia. Para determinar cómo los tratamiento selvícolas del monte ayudan a la reactivación del secuestro de carbono; se compararon diferentes intensidades de clara en tres parcelas de 7200 m2: una primera de control en la que no se realizó tratamiento de corta, una segunda con una clara moderada del 30% de área basímetrica y una tercera con un clara fuerte del 60% de área basimétrica.

El análisis del carbono orgánico de las muestras de suelo extraídas en cada parcela determinó que el almacenamiento de carbono fue mayor en las parcelas sometidas a claras fuertes y moderadas que en los tratamientos control. Finalmente, la cantidad del Carbono en el suelo, junto con la biomasa total, se modeló mediante tecnología LiDAR. De esta manera, se extrae un escenario en el que se cuenta con los datos de secuestro de carbono en suelo, su relación con la densidad arbórea en cada parcela y el porcentaje de biomasa aérea.Tras la combinación de estos datos, la relación suelo – vuelo y de determinar que a mayor intensidad de clara mayor es la capacidad de almacenamiento de CO2, se extrapolaron los datos al resto de las 36 parcelas inventariadas en ese monte, dando lugar a un programa de claras según las densidades actuales del monte .

Más allá del beneficio que supone aumentar la captación de carbono por parte de una masa forestal a partir de un tratamiento silvícola como la claras, se presentan también beneficios económicos y que inciden en la economía circular. La materia procedente de la clara del monte (tronco, hojas, ramas, etc) servirá como biomasa destinada a sustituir combustibles fósiles, reduciendo la contaminación y aumentando el aprovechamiento económico de masas forestales que en la actualidad no son productoras. El análisis de estos resultados mostró, que a través del programa de claras se aumentaba la capacidad de secuestro de C, lo que supone un valor estimado en el mercado de C de 1.601.137,09 €.

Navarro-Cerrillo, R., Duque-Lazo, J., Rodríguez-Vallejo, C., Varo-Martínez, M., & Palacios-Rodríguez, G. (2018). Airborne Laser Scanning Cartography of On-Site Carbon Stocks as a Basis for the Silviculture of Pinushalepensis Plantations. Remote Sensing, 10(10), 1660.

Se pretende profundizar en la importancia que ha tenido este sector en la comarca a través del estudio de los documentos existentes en los archivos municipales

La teniente de alcalde del área Sociocultural, Mujer y Participación Ciudadana, Conchi Espejo, y la archivera municipal, Inmaculada de Castro, han presentado esta mañana las I Jornadas sobre La Cultura del Vino en el Marco Montilla-Moriles, que se pondrán en marcha durante el mes de febrero y que, con una periodicidad mensual, se prolongarán hasta final de año.

Explicaba la responsable de Cultura que estas jornadas vienen a cubrir un importante hueco que hay en torno al estudio del vino. “Una localidad como Montilla, referente en el sector vinícola y cabeza de comarca de una Denominación de Origen como Montilla-Moriles no tiene en su haber estudios científicos sobre el mundo del vino y los distintos aspectos con él relacionados, como el paisaje, el cultivo o el comercio”. Espejo señalaba que existen muchos documentos en torno al vino en el Archivo Municipal, “pero nos faltan esos estudios profundos y el conocimiento de la cultura en torno a este producto”.

Con este objetivo se ponen en marcha estas jornadas a iniciativa de la archivera municipal. “Una de las funciones de los archivos es la difusión cultural, y en ello se incluye la difusión de la documentación que tiene el archivo, haciendo investigaciones sobre la misma y posteriormente divulgando las mismas” explicaba De Castro, quien añadía que en el Archivo de Montilla hay documentación muy importante que puede arrojar luz sobre la producción de este producto a lo largo de los últimos siglos, la comercialización o la calidad del vino en la zona. “Montilla ha sido una zona de producción de inmejorable calidad, pero desconocemos cómo ha evolucionado la producción, la extensión del cultivo, el paisaje agrario al que ha dado lugar, el sistema de propiedad de los viñedos o los problemas que surgieron con la filoxera a finales del siglo XIX. Todos ellos son temas que conocemos, pero sobre los que no existen estudios rigurosos”.

Para estas primeras jornadas se han programado ocho conferencias y una mesa redonda en la que participan fundamentalmente investigadores montillanos o muy relacionados con la localidad. “Esperamos que en próximas ediciones se sumen personas e investigadores de otros municipios de la comarca, ya que es una pena que una zona como la nuestra, con unos archivos tan importantes, no tengan investigaciones sobre este tema”.

La cultura del vino en el Marco Montilla-Moriles. I Jornadas. 2019

  • ● 7 de febrero. "La documentación del Archivo Municipal para el estudio del vino en Montilla". Por Inmaculada de Castro Peña.
  • ● 21 de febrero. "El potencial del Marco Montilla-Moriles en los siglos XVI y XVII: patrimonio vinícola, identidad regional y valor añadido. Antonio J. Díaz.
  • ● 28 de marzo. Presente y futuro de las vinificaciones en la DOP Montilla-Moriles. Por Miguel Cruz.
  • ● 11 de abril. Evolución histórica de la industria vitivinícola en la zona Montilla-Moriles. Por María Dolores Ramírez.
  • ● 30 de mayo. "Evolución de la industria de elaboración del vino. Las cooperativas vitivinícolas de la Zona DOP Montilla-Moriles". Por Franciso Montes.
  • ● 27 de junio. Vino y arte en Montilla: historia de una simbiosis perfecta. Por Mª Del Amor Rodríguez Miranda.
  • ● 31 Octubre. Aforos de vino de eclesiásticos a través de la documentación del Archivo de la Parroquia de Santiago. Por Antonio Luis Jiménez.
  • ● 28 Noviembre. La publicidad del vino de Montilla en la prensa histórica. Por Miguel Ángel Sánchez Herrador.
  • ● 12 de Diciembre. Mesa Redonda.
Página 1 de 100

Vino de Montilla Moriles
Apd. Postal nº 66 14900 Lucena (Córdoba - España)

E-mail: comunicacion@vinodemontillamoriles.com

Tel: +34 902 18 11 22
Móviles: 676 93 95 14 - 659 21 81 09

@MorilesMontilla

Aviso Legal Y Política de Privacidad

© Vino y Vinagre de Montilla Moriles