Revista de Vino de Montilla Moriles

Portal de noticias independiente sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía de la región de Montilla Moriles y de otras zonas productoras

Editor

Editor

El Presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España y representante del sector de Vino, Ángel Villafranca, ha sido reelegido vicepresidente del Grupo de Dialogo Civil de Vino de la Comisión Europea. Villafranca fue elegido por primera vez en 2016 y hoy las organizaciones representativas de los eslabones del sector del vino y ONGs, miembros de este Comité han abogado por su continuidad. 

Cooperativas Agro-alimentarias de España representa a 555 bodegas que facturan en su conjunto 1.477 millones de euros anuales.

Villafranca es presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias de Castilla-La Mancha desde 2008. Castilla-La Mancha es la primera comunidad productora de vino en España, elabora más del 50% del vino y cuenta con más 200 cooperativas. La trayectoria de Ángel Villafranca siempre ha estado vinculada al sector del vino, es presidente de BACO cooperativa que produce 2 millones de hectolitros e integrada en el grupo DCOOP, del cual es vicepresidente. DCOOP es la mayor cooperativa multisectorial española que integra a más de 150 cooperativas de base, cerca de 75.000 socios y una facturación superior a los 1.000 millones de euros, que destaca por su producción de aceite y vino. 

Además, Ángel Villafranca preside la Organización Interprofesional del Vino Español desde su constitución. 

El Grupo de Dialogo Civil está formado por las organizaciones representativas del sector productor, comercializador, comercio e industria, además de ONGs medioambientalistas, representantes de los consumidores, etc. Es el foro oficial que analiza con la Comisión Europea todos los aspectos relevantes para los sectores agrarios. 

En el caso del sector del vino, las prioridades del Grupo de Dialogo Civil para el mandato que comienza serán el análisis de la situación de mercado en la UE y en el resto del mundo, así como la evolución del posicionamiento del sector europeo en el mercado global. Además, se trabajará en la aplicación del nuevo sistema de autorizaciones de plantaciones, en mantener la especificad del vino en la reforma de la PAC y en la política de etiquetado, así como en trasladar a la Comisión Europea la posición del sector del vino en la política comercial UE y negociación de los numerosos acuerdos comerciales en curso. Uno de ellos será la inminente apertura de negociaciones comerciales con Nueva Zelanda y Australia y las actuales negociaciones en curso con Mercosur y varios países de África y Asia.

En concreto, una de las cuestiones que Cooperativas Agro-alimentarias de España introducirá en el debate es la mejora de la posición de los agricultores en la cadena alimentaria mediante el fomento de la integración cooperativa que hagan ganar peso en el mercado a las empresas de sus socios productores. Debate que servirá para contribuir a las propuestas que la Comisión Europea trabaja en estos momentos sobre cadena alimentaria y sobre la reforma PAC.

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR ha inaugurado hoy la Oficina Nacional de Titularidad Compartida en la Explotación Agraria que tendrá su sede en Membrilla (Ciudad Real), en la calle Huertas, número 2 y llevará por nombre, AGROTC.
 
La AGROTC ha sido inaugurada por el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, que ha estado acompañado por la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino; el primer teniente de alcalde de Membrilla, Carlos Martín de la Leona; por la directora de la Oficina Nacional de Titularidad Compartida, Mariana Fuentes, quien ha sido además la primera mujer que se dio de alta en Titularidad Compartida en las Explotaciones Agrarias en Castilla La Mancha y por numerosas autoridades y representantes de asociaciones, organizaciones agrarias y entidades financieras.
 
La Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias fue publicada en el BOE el 4 de octubre de 2011, a través de la Ley 35/2011, y entró en vigor en enero de 2012.
 
Merino ha destacado que la Ley vino a dar respuesta a una reivindicación histórica de AMFAR en favor de las mujeres del sector agrario español, "con esta Ley impulsada por AMFAR hemos conseguido dar visibilidad a todas las mujeres que trabajaban en las explotaciones agrarias". “Gracias a esta legislación, las mujeres de agricultores y ganaderos por fin pueden disfrutar de sus prestaciones sociales propias, ver reconocido jurídicamente el trabajo que realizan en la explotación familiar agraria, y recibir un tratamiento digno en caso de separación o divorcio, entre otras bondades”, ha explicado.
 
Según la máxima responsable de AMFAR, Lola Merino, la apertura de esta Oficina era ya “casi una necesidad” teniendo en cuenta las numerosas solicitudes de información que nos llegaban desde cualquier punto de la geografía española. Además esta oficina de la titularidad compartida (AGROTC) quiere convertirse en el altavoz para que el conocimiento de la normativa y sus beneficios lleguen a todas las mujeres del campo español.
 
Además la oficina nacional de la Titularidad Compartida nace tambien para recoger las posibles reformas que haya que solicitar a las instituciones implicadas en el desarrollo de esta nueva figura jurídica, ya que según recoge la ley, a los cinco años de su puesta en marcha, se evaluará las posibles reformas.
 
“A nuestro juicio existen dos problemas esenciales. Por una parte, la falta de información, ya que son pocas las mujeres que conocen esta nueva legislación y las repercusiones económicas que tendrían para ellas, y por otra, la gran diversidad de normativa regional y la poca implicación de las Comunidades Autónomas, que han permitido que esta Ley quede en el fondo del cajón sin que beneficie a las mujeres del campo, que era su objetivo prioritario”, afirma.
 
Por su parte, la directora de la AGROTC, Mariana Fuentes, ha hecho hincapié en que “una vez adquirida la Titularidad Compartida, la mujer tendrá derecho al 50% de los beneficios e ingresos generados por la explotación, así como a cualquier ayuda o subvención que ésta reciba”.
 
Según ha señalado, las oportunidades que brinda la Ley de Titularidad Compartida son “históricas e incomparables”, y deben ser aprovechadas por todas las mujeres que se dedican al sector agrario para que puedan “visibilizar su trabajo, y profesionalizar su labor en condiciones dignas y en igualdad de condiciones que sus maridos”.
 
La oficina atenderá al público de manera presencial con cita previa, a través de correo electrónico en la dirección Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y por teléfono en el número 689.865.603.
 
Por último, AMFAR ha decidido reforzar su impulso a la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias impartiendo un total de 20 jornadas informativas en todo el territorio nacional. Jornadas que AMFAR ha organizado bajo el título de “Promoción de la Titularidad Compartida: Avanzamos hacia la Igualdad” y que están financiadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Han transcurrido veinte años desde la primera celebración del Día Mundial de la Mujer Rural en España, del que AMFAR (Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural) fue pionera en 1997. Una fecha que fue proclamada por Naciones Unidad en la IV Conferencia sobre la Mujer organizada en Pekín en el año 1995.
Veinte años en los que AMFAR reivindica los derechos de los casi seis millones de mujeres rurales españolas, su papel en la sociedad rural, en la actividad agraria y en el protagonismo que deben tener, junto con los jóvenes, en el diseño e implantación de las políticas de desarrollo rural.
 
En la actualidad, el despoblamiento y la falta de relevo generacional en el campo se han convertido en dos graves problemas que afectan a nuestro mundo rural y que pone en el punto de mira a las mujeres rurales. Nuestra España rural pierde cinco habitantes por hora. En los últimos tres años, la población rural española ha descendido a un ritmo de 45.000 habitantes cada año.
 
De los más de 8.000 municipios que hay en España, más del 60% se encuentran gravemente amenazados por la extinción demográfica, ya que no solo pierden habitantes, sino que registran tasas nulas de natalidad desde hace incluso décadas.
 
El fenómeno de la despoblación se agrava con el envejecimiento progresivo de las localidades más pequeñas, ya que según los datos que nos ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuantos menos habitantes tiene una localidad, más alta es la media de edad de sus habitantes.
 
Por ello, se hace necesario un nuevo modelo de política que fomente la valorización de nuestro medio rural que está pidiendo a gritos la presencia de mujeres y jóvenes para garantizar su supervivencia. Políticas que garanticen la existencia de servicios sociales, un adecuado desarrollo de las nuevas tecnologías, que promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad y que fomenten la incorporación de mujeres y jóvenes a la actividad agraria y al emprendimiento, con la finalidad de crear empleo, riqueza, frenar la despoblación y fijar a sus habitantes.
 
La importancia del medio rural español, que supone casi el 90% de la superficie de España, se traduce en la gestión del territorio, en la producción de alimentos de calidad, en la seguridad alimentaria, en el cuidado de los recursos y del medio natural, en la conservación del patrimonio cultural y arquitectónico, de su historia y tradiciones, que constituye la parte más importante de nuestra identidad.
 
En este contexto, se hace esencial la visibilidad de los casi 6 millones de mujeres rurales españolas que son vitales para la diversificación económica, para la vertebración territorial y para la generación de empleo y riqueza, y para ello deben ser el centro de las políticas de desarrollo rural.
 
Debemos aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral y conseguir su independencia económica, reducir las diferencias retributivas entre mujeres y hombres, impulsar la igualdad en la toma de decisiones, promover el equilibrio entre responsabilidades familiares y profesionales, acabar con la violencia sexista que ataca gravemente a las mujeres del medio rural; así como proteger y ayudar a las víctimas.
 
Son muchos los retos que nos quedan por alcanzar, las mujeres rurales españolas estamos decididas a salvar nuestro medio rural, prueba de ello es que la actividad económica de las mujeres alcanza cada vez mayores porcentajes. En el último año, las emprendedoras rurales han superado a las emprendedoras urbanas, ya que el 54% del emprendimiento ha estado liderado por mujeres rurales frente a un 30% de mujeres urbanas. Sin embargo esta apuesta del colectivo femenino rural se ve frenado por la falta de infraestructuras, comunicaciones deficientes, carencia de nuevas tecnologías, necesidades formativas y una sociedad condicionada por arraigos y mentalidades más tradicionales.
 
En este Día Mundial de la Mujer Rural, queremos animar a las instituciones y a la  sociedad en su conjunto a que nos acompañen en los grandes retos que tenemos por delante, para recuperar el 90% de la superficie española, valorizar nuestro medio rural y fortalecer la presencia y participación de las mujeres rurales en todas las esferas de la sociedad.
 
Por último, no quiero dejar pasar esta ocasión, para felicitar a todas las mujeres rurales españolas, por su coraje, valentía y defensa de sus derechos e intereses que suponen el bienestar de toda la ciudadanía.

Este 15 de octubre se celebra el Día Mundial de las Mujeres Rurales. Una fecha para sacar a la luz las demandas de casi seis millones de mujeres rurales españolas, reconocer su papel en la sociedad rural, en las explotaciones agrarias y potenciar su protagonismo en las nuevas políticas de desarrollo rural.
 
La  Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, aprovecha esta efeméride para reivindicar que estas políticas de desarrollo rural sirvan para frenar la despoblación y la falta de relevo generacional en el campo, dos graves problemas para nuestros pueblos, y que ponen en el punto de mira a las mujeres como garantía de supervivencia y futuro.

Dos asuntos que centrarán las más de veinte actividades que la Federación ha organizado con motivo del Día Mundial de la Mujer Rural en todo el territorio nacional, desde Almería hasta Lugo, pasando por Ciudad Real, Soria, Castellón, Segovia, Toledo, o Zaragoza, entre otros.
 
Nuestra España rural ha descendido en los últimos tres años a un ritmo de 45.000 habitantes por año. Para la presidenta de AMFAR, Lola Merino, “son necesarias “nuevas políticas que garanticen los servicios sociales, el acceso a las nuevas tecnologías, que promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, que fomenten la incorporación de mujeres al campo y las convierta en líderes del emprendimiento, con la finalidad de crear empleo, frenar la despoblación y el envejecimiento rural”, señala.
 
El medio rural español que supone casi el 90% de la superficie de España, pierde 5 habitantes por hora. Para frenar esta sangría demográfica, Merino reclama mayor participación de las mujeres en los órganos de decisión, facilidades para el empleo, reducir las diferencias retributivas, promover el equilibrio en el reparto de las responsabilidades familiares y profesionales y acabar con la violencia sexista, que ataca gravemente a las mujeres del medio rural, el 60% de las víctimas mortales eran mujeres rurales.
 
Según la presidenta nacional de AMFAR, la despoblación también acarrea serias dificultades de acceso al empleo para la mujer rural española. “El mercado laboral del medio rural se caracteriza por una baja tasa de empleo, que se acentúa en el caso de las mujeres, representadas en rangos salariales entre los 400 y los 1.000 euros, mientras que los hombres lo hacen entre los 1.000 y los 1.400 euros”.
 
El sector servicios es el motor de empleo para las mujeres rurales, ya que emplea al 78% de las mujeres rurales ocupadas, frente a un sector agrario que tan solo ocupa al 2% del total, y donde sólo el 0,3% son menores de 25 años edad.
 
Sin embargo, subraya Merino, “el sector agrario, va ganando lentamente presencia femenina en la titularidad de las explotaciones agrarias, en la que ya alcanza casi el 30% del total”.
 
Son muchos los retos que nos quedan por alcanzar, dice Merino, y las mujeres rurales españolas “estamos decididas a salvar nuestro medio rural, prueba de ello es que el aumento de la actividad económica”. En el último año, las emprendedoras rurales han superado a las emprendedoras urbanas, ya que el 54% del total del emprendimiento ha estado liderado por mujeres rurales.
 
En este Día Mundial de la Mujer Rural, AMFAR anima a las instituciones y a la  sociedad en su conjunto a que nos acompañen en recuperar la vida del 90% de la superficie española, valorizar nuestro medio rural y que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde por derecho.

En el marco de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía colabora con la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE) en la organización de la jornada ‘Las mujeres en las cooperativas agroalimentarias’, que tendrá lugar el próximo martes 17 de octubre, a partir de las 10:00 horas, en el Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba, con el patrocinio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y Caixabank.
Estas jornadas de ámbito nacional pretenden ser un foro de encuentro y debate de la mujer rural y cooperativista, en el que la puesta en común de las experiencias y percepciones de muchas de ellas orienten al establecimiento de nuevas medidas que tiendan a corregir los desequilibrios en materia de género, así como a poner en valor las oportunidades y posibilidades que se abren para la visualización de la mujer rural cooperativa.


En la inauguración de la jornada participarán la presidenta de AMCAE, Jerónima Bonafé Ramis; el director de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Jaime Martínez-Conradi Álamo; y el director de Área de Negocio de Caixabank en Córdoba, Antonio Marcelo García Pino.
Tras el acto de presentación, se desarrollará la mesa redonda ‘Más Mujeres en los Consejos Rectores de las Cooperativas. ¿Qué lo impide?’, en la que intervendrán responsables de cooperativas de distintas zonas de España, concretamente Alicante, Galicia y Ciudad Real. Asimismo, Andalucía estará representada por la cooperativa Nuestra Señora de las Virtudes, de la Puebla de Cazalla (Sevilla).


La situación actual de la Ley de Titularidad Compartida será otro de los focos de atención de la jornada, estando previsto su análisis por Carolina Gutiérrez Ansótegui, subdirectora general de Modernización de Explotaciones del Mapama. Esta norma, aprobada en el año 2011, y con escasa repercusión en Andalucía, tampoco ha tenido a nivel nacional el impacto estimado con su publicación, por lo que en estos momentos se encuentra en el foco del debate.


Por su parte, Carmen Martínez Ramírez y Amparo Martín Fernández, responsables de Igualdad de Oportunidades de Cooperativas Agro-alimentarias de España y de Andalucía, respectivamente, hablarán sobre las líneas de actuación en el fomento de la participación de las mujeres en las cooperativas agroalimentarias.

A continuación, la ponencia ‘Mujeres emprendedoras. Sociedades avanzadas’, a cargo de Lourdes Pastor Martínez, representante de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres (PALEM), dará paso al acto de clausura, con la presidenta de AMCAE, Jerónima Bonafé Ramis, y el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Córdoba, Francisco J. Zurera Aragón

Viernes, 13 Octubre 2017 09:10

PRIMER G7 DE INDICACIONES GEOGRÁFICAS

  • La European Federation of Origin Wines (EFOW)  y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) se han sumado al manifiesto consensuado y presentado este miércoles, 11 de octubre, en una reunión de organizaciones de indicaciones geográficas de los países del G7 que se ha celebrado en Bérgamo, ciudad italiana en la que tendrá lugar este fin de semana la reunión de los ministros de agricultura de los 7 países más ricos del mundo.
 

EFOW, la organización que representa los intereses de las Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P.) ante las instituciones de la UE y CECRV, la asociación nacional que representa a las denominaciones de origen de vino, que forma parte de EFOW, han apoyado y suscrito el manifiesto de las indicaciones geográficas de los países más ricos del mundo, presentado hoy en Bérgamo, en la conferencia G7GI que se ha celebrado en el marco del encuentro que los ministros de Agricultura del G7 mantendrán en la misma ciudad italiana, los días 14 y 15 de octubre.

Con motivo de esta reunión, auspiciada por el Ministro Italiano de Agricultura, Maurizio Martina, y en la que estuvo presente el presidente de EFOW, Bernard Farges, representando a todos los miembros de la organización, las Indicaciones Geográficas han solicitado a los gobiernos del G7 y a la comunidad internacional que sigan promoviendo y defendiendo las IG como Derechos de Propiedad Intelectual.

En el marco de este encuentro, los miembros de EFOW han podido constatar la determinación de sus colegas para trabajar juntos en desarrollar las Indicaciones Geográficas en todo el mundo y proteger sus derechos en diferentes mercados y también en Internet.

El presidente de la EFOW, M. Bernard Farges, expresó su entusiasmo y el de los miembros de EFOW por "formar parte de esta gran familia, que va en aumento" La organización de este evento y el importante apoyo a la declaración demuestran que las Indicaciones Geográficas son capaces de responder a numerosos desafíos como el desarrollo sostenible, la agricultura diversificada y estandarizada, el empleo en las zonas rurales y la protección de los consumidores frente al fraude y las falsificaciones". El Sr. Farges añadió que en este sentido "la UE desempeña un papel importante. Sin los esfuerzos de las instituciones europeas y de los Estados Miembro para proteger nuestras IG en terceros países y promover estas figuras de calidad, nuestros productos y nuestras regiones sin duda serían menos dinámicas".
 
El presidente de CECRV, David Palacios Algarra, considera que encuentros como éste contribuyen a “difundir y comunicar los valores y la aportación de las denominaciones de origen desde un punto de vista económico, social y medioambiental”. Y añade que “para CECRV es una prioridad formar parte de una organización de denominaciones de origen europeas para defender ante las instituciones de la UE y a nivel internacional la necesidad de una protección efectiva de las denominaciones de origen y de sus derechos de propiedad intelectual, así como la conveniencia de fomentar un sistema de figuras de calidad como el de la Unión Europea en otros mercados y regiones del mundo”.

 

Más de doscientos agricultores han asistido a la XIII Jornada Técnica de Olivar organizadas por Asaja Córdoba, junto con la Fundación Caja Rural del Sur, celebradas en el marco de ExpoGenil en Puente Genil (Córdoba), donde se ha debatido, entre otras cuestiones, sobre los mercados internacionales del aceite y la situación del olivar.

El encuentro, patrocinado por Timac Agro, Todolivo, Oficampo, New Holland y la Diputación de Córdoba, fue inaugurada por el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa; José Luis Vega-Leal por parte de la Fundación Caja Rural; el presidente de Asojem, Alfonso Ariza; el alcalde de Puente Genil, Esteban Morales; el delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía, Francisco Zurera, y el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado.

   En primer lugar, se celebró una ponencia sobre la situación y medidas de prevención de la Xylella Fastidiosa por parte de la investigadora del CSIC Blanca Landa, quien destacó que esta bacteria ha causado “un notable impacto en los sectores oleícola y de la sanidad vegetal en España como primer productor mundial de olivo y aceite de oliva”. Dicho impacto, se ha acentuado tras la reciente detección de Xylella en las Islas Baleares infectando plantas de acebuche, olivo, almendro y diversas especies ornamentales, pero más aún si cabe después de la reciente detección de la bacteria este verano en la provincia de Alicante, afectando por el momento al almendro.

Posteriormente, el presidente de la Asociación de Empresas, Autónomos y Profesionales de la Aceituna de Mesa de Córdoba (Acedam), Francisco Torrent, impartió la ponencia ‘La aceituna de mesa: ¿un sector en auge?’ y, seguidamente, el director técnico en España de Todolivo, Felipe Oliva, habló sobre el olivar en seto como alternativa a la aceituna de verdeo. Oliva presentó algunos ensayos con diferentes variedades aptas para la aceituna de mesa y marcos con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de este sector, que “comenzaba a abandonar su cultivo por su inviabilidad debido a su falta de rentabilidad y altos costes de recolección” .

Por su parte, el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil Fernando López Rey presentó una ponencia sobre la seguridad en la campaña de la aceituna y, finalmente, se celebró una mesa redonda, moderada por Fernández de Mesa y en la que participaron el presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva, Pedro Barato; y el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta junto con Alfonso Ariza, Francisco Torrent y el asesor técnico de Extenda Christian Gross.

 

La Diputación de Córdoba, a través de la Delegación de Consumo y Participación Ciudadana, colabora por tercer año consecutivo con el Concurso de Cante Flamenco organizado por la Peña Cultural Curro Malena, de Aguilar de la Frontera. La responsable del área en la institución provincial, Aurora Barbero, ha destacado que “esta es una de las actividades más características e importantes de todas las que lleva a cabo esta peña a lo largo del año, ya que repercute en la vida social, económica y participativa del municipio”. La diputada ha señalado que el objetivo de este evento “es difundir y fomentar la cultura del flamenco para dinamizar la vida cultural aguilarense, favorecer la convivencia entre aficionados al flamenco de distintas localidades e incentivar la interpretación y la promoción de profesionales”.

     Por su parte, la alcaldesa en funciones de Aguilar de la Frontera, María José Ayuso, ha agradecido la implicación de la Diputación en este certamen, que se realiza en homenaje a Manuel Morillo Sánchez 'El Pica', “ya que, gracias a su contribución este concurso está alcanzando un notable éxito”. El presidente de la Peña Cultural Flamenca Curro Malena, Rafael Montesinos, ha señalado que “el flamenco está en auge, y debemos seguir fomentando actividades e iniciativas como ésta para que ocupe el sitio que se merece y promocionarlo entre la gente joven”. El Concurso comenzará el próximo 6 de octubre y se celebrará todos los viernes, a partir de las 22.00 horas, hasta el 24 de noviembre, en la Peña Flamenca Curro Malena; la final tendrá lugar el 16 de diciembre. Hay previstos unos 40 participantes, y los premios serán de 1.800 euros (para el ganador), 1.000 euros para el segundo clasificado, y 500 euros para el tercero; asimismo, habrá un premio al mejor concursante socio de la Peña.

 El 5º Congreso de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, que estos días se ha celebrado en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén (IFEJA) ha sido clausurado en la tarde de hoy en un acto en el que han participado el presidente de Caja Rural de Jaén, José Luis García-Lomas Hernández, como patrocinador principal del evento; el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca Lara; y el  presidente de la federación, Juan Rafael Leal Rubio.
En su discurso, Ángel Villafranca Lara, ha subrayado lo acertado del lema del 5º Congreso y ha animado a las cooperativas a seguir creando y creciendo para jugar “la champions agroalimentaria”. Asimismo, ha insistido en que el cooperativismo agroalimentario debe sacar pecho por lo que es y representa, y transmitirlo así a la sociedad.
Precisamente por eso, Juan Rafael Leal Rubio, ha iniciado su intervención “echando en falta el cariño de la Presidencia de la Junta” en un evento tan relevante no sólo para el cooperativismo sino para toda Andalucía, región en la que las cooperativas agroalimentarias mantienen 350.000 empleos directos y aportan el nada desdeñable 5% del Producto Interior Bruto (PIB).
Ha agradecido, en cambio, la presencia y el apoyo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, así como de la de Economía y Conocimiento, las cuales han participado, además, en diferentes momentos del 5º Congreso.
“A largo de dos días, hemos demostrado que somos capaces de crear, que somos capaces de crecer y que, sin embargo, nos cuesta algo más cambiar”, ha señalado el presidente. “Sin embargo, las distintas intervenciones, ya sean sobre integración, innovación, internacionalización, responsabilidad social corporativa, digitalización o comercio electrónico, nos han demostrado que nos quedan muchas cosas por hacer, muchos retos por abordar y muchos cambios por llevar a cabo en nuestras empresas para cubrir las demandas de clientes cada vez más informados y exigentes, y mercados más competitivos y globalizados”.


Así lo ha manifestado Juan Rafael Leal Rubio advirtiendo de la gran incertidumbre política a corto y medio plazo, tanto en el ámbito nacional como internacional, como consecuencia de una próxima reforma de la PAC, la resolución del Brexit, la evolución del veto ruso o el devenir de las medidas proteccionistas de Estados Unidos.
“Al margen de todo, lo que creo que ha quedado claro en este congreso es que, aunque existiendo nuevos retos en el mercado agroalimentario, tenemos uno que no será la solución final a nuestros problemas pero que nos puede ayudar y es seguir trabajando, pero de verdad, la integración”, ha aseverado.
Por ello, Juan Rafael Leal Rubio ha hecho un llamamiento a acelerar, de aquí a 2021, los procesos de integración y las alianzas comerciales para, por un lado, conseguir que los agricultores y ganaderos vivan y tengan un futuro mejor y, por otro, lograr la dimensión y el músculo financiero imprescindibles para afrontar los retos que requiere el sector en un mercado cada vez más globalizado y digitalizado.

“Lo que no cabe duda es de que el cooperativismo agroalimentario tiene futuro y que de nosotros depende que sigamos creando, creciendo y cambiando”, ha dicho el presidente para poner el broche final a un 5º Congreso que en la tarde de hoy ha analizado las perspectivas económicas globales y los retos de la digitalización en el agro.
La primera de las ponencias ha sido abordada por el doctor en Ciencias Económicas y profesor del Instituto Internacional San Telmo, Fernando Faces García, quien ha sido introducido por el secretario general de Economía de la Consejería de Economía y Conocimiento. Fernando Faces ha iniciado su exposición poniendo en valor el papel del sector agroalimentario como sostén de la economía nacional y más concretamente andaluza en los peores momentos de la crisis.
En un contexto económico al alza, con un crecimiento del 3% en Andalucía en lo que va de 2017, el doctor en Ciencias Económicas ha señalado que la confianza ha vuelto y que nos encontramos en la senda definitiva de la recuperación. No obstante, ha apuntado hacia los problemas políticos en Cataluña como origen de la nueva incertidumbre en los mercados nacionales e internacionales, si bien en el caso del Brexit, Fernando Faces ha restado relevancia a los efectos negativos que la salida del Reino Unido de la Unión Europea está causando, hasta la fecha, en la economía española.


Tras su intervención, la última de las mesas redondas del 5º Congreso se ha centrado en el big data aplicado al sector agroalimentario y ha sido moderada por el director de Innovación Agroalimentaria en Cajamar-Caja Rural, Roberto García Torrente. José Cristóbal Riquelme Santos, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Sevilla; y Ricardo Arjona Antolín, director de Tecnología y Operaciones de ec2ce, han sido sus ponentes.


“No podemos luchar contra la tecnología, sino unirnos a ella”. Así ha comenzado su intervención José Cristóbal Riquelme Santos, quien ha defendido la introducción de la digitalización en el campo para poder responder con fiabilidad a los retos del futuro. De esta manera, ha recordado, en el 2050 habrá 9.000 millones de personas en el mundo, “lo que nos lleva a la necesidad de producir más, haciendo más eficientes las explotaciones agrícolas”, y ello se consigue, en opinión del catedrático, a través de la aplicación de una agricultura más tecnológica y de precisión, que permita una optimización de los recursos y un mayor y mejor acceso a la información relativa a la actividad agrícola.


Por su parte, Ricardo Arjona Antolín, ha explicado cómo ec2ce aplica la inteligencia artificial a la agricultura, facilitando a agricultores y ganaderos la toma de decisiones en sus explotaciones. Asimismo, ha incidido en que, aunque el sector agroalimentario siempre ha innovado, ahora tiene por delante un nuevo cambio tecnológico y debe estar preparado para ello. Finalmente, ha coincidido con José Cristóbal Riquelme Santos en que en los próximos años habrá que producir más y mejor “y la tecnología indudablemente va a ayudar a lograrlo”.

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, afronta la recta final del año impartiendo 34 cursos formativos para un total de 700 mujeres rurales de 11 provincias españolas pertenecientes a cinco comunidades autónomas. Estas actividades se desarrollan de forma simultánea en Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y  Galicia a través del Programa Plurirregional de Formación dirigido a profesionales del medio rural. 

Un programa que se desarrolla con el objetivo de favorecer un desarrollo rural equilibrado con la existencia de explotaciones agropecuarias modernas y rentables, pymes agroalimentarias competitivas, y con una economía diversificada que posibilite la generación de empleo, que contribuya a la mejora del medio ambiente, a la eliminación de desigualdades y a la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres.

En este entorno, apunta la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, “se hace imprescindible actuaciones que incorporen la formación como un factor fundamental ante los retos planteados en el periodo de programación comunitaria 2014-2020, como son la innovación tecnológica, la inclusión social, la fijación de población y el relevo generacional en territorios rurales”.

Apostando por el emprendimiento y la cualificación de las beneficiarias de estas actividades, AMFAR ha optado por contenidos relacionados con distintos sectores emergentes en materia de Fitosanitarios, Gestión Económica de Explotaciones Agrarias, Prevención de Riesgos Laborales, Aplicación de Plaguicidas, Manipulación y Conservación de Productos Agrarios, o Gestión de Invernaderos, entre otros.

Asimismo, se imparten otros cursos formativos centrados Informática aplicada a la Gestión de Explotaciones Agrarias; Recuperación del patrimonio cultural rural y etnográfico o Protección de los Recursos Naturales.

Los 34 cursos cuentan con la financiación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y cuenta con un presupuesto de 72.200 euros.