Portal independiente de noticias sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía
de la región de Montilla-Moriles y otras zonas productoras

Cooperativas Agro-alimentarias, preocupadas por la subida de aranceles a la aceituna, llama a la diversificación

Publicado 13/06/2018 15:30:28CET

SEVILLA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía han mostrado este miércoles su preocupación al confirmarse "la peor de las noticias" para la aceituna

de mesa negra por el impacto en sus entidades asociadas y por la amenaza que supone para el sector agroalimentario en general, ante lo que la federación apuesta por seguir trabajando en diversificación desde la dimensión cooperativa.

En una nota, ha apuntado que esta situación afecta de lleno a las cooperativas,
existiendo un total de 61 entre las 218 empresas que se dedican al sector de la aceituna de mesa en Andalucía, las cuales aglutinan el 50 por ciento de la oferta regional. "Muchas de ellas son líderes en exportación, con un volumen de comercialización muy importante en Estados Unidos (EEUU), hasta la fecha", ha subrayado.

Estados Unidos es el primer país extracomunitario en importancia para las exportaciones agroalimentarias españolas y andaluzas. En 2017, España comercializó en el exterior productos alimentarios por un valor superior a los 50.000 millones de euros, de los que prácticamente 2.000 millones provinieron del comercio con Estados Unidos, correspondiendo cerca del 35 por ciento de este último importe a la venta de productos andaluces.

"Es un mercado que no ha parado de crecer y al que Andalucía surte con cerca de 100.000 toneladas de aceituna de mesa anuales, el 68,5 por ciento de todas las importaciones estadounidenses de este producto", ha subrayado.

La medida, tal y como explica el presidente del Consejo Sectorial de Aceituna de Mesa de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Gabriel Redondo Moreno, perjudica seriamente al sector aceitunero de Andalucía y más concretamente de Sevilla, donde se concentra el 70 por ciento de la producción.

La región genera unas 450.000 toneladas, que equivalen en torno al 80 por ciento de
la aceituna de mesa, a nivel nacional, y el 18 por ciento de la producción mundial, un producto y sus empresas que, si la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos no lo remedia, el próximo 24 de julio (última oportunidad para el sector español), se verán en una situación enormemente delicada, si se confirman los gravámenes.

Hace sólo un par de semanas conocíamos que, en el primer trimestre de 2018, la exportación de aceitunas negras a Estados Unidos ya se ha desplomado en un 42,4 por ciento respecto al mismo período del año anterior, pasando de los 6,9 millones de kilos a cuatro, con unas pérdidas económicas entre los seis y los siete millones de euros, debido a los aranceles aplicados en torno al 21,6 por ciento de media.

En el otro lado de la balanza, por el contrario, países como Marruecos, Egipto
y Turquía han aprovechado las circunstancias y logrado incrementos del 33 por ciento, el 50 por ciento y más del 82 por ciento, respectivamente.

"Igualmente, las cooperativas del sector ya estamos sufriendo también esta coyuntura y en el caso de Agro Sevilla, entidad que presido, hemos tenido que prescindir de medio centenar de personas, un diez por ciento de nuestra plantilla, debido al descenso de ingresos", asegura Gabriel Redondo Moreno.

En consecuencia, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha incidido en la
"gran preocupación e incertidumbre existente", al tiempo que ha instado a todas las entidades cooperativas, no sólo del sector aceitunero, a seguir trabajando en la dimensión comercial, a través de integraciones, fusiones y alianzas, de modo que mejoren su posicionamiento y su fortaleza para afrontar situaciones imprevisibles como la que se está produciendo con la política proteccionista del Gobierno de Estados Unidos.

Además, ha animado a seguir trabajando en la exportación y la internacionalización, a fin de diversificar mercados y reducir riesgos, así como también en I+D+i, con la finalidad de ofrecer nuevos usos a las producciones, nuevos formatos y generar mayor valor añadido para los productos y sus socios, siempre desde el tamaño.

Finalmente, la federación espera que en el último momento "se imponga la cordura" y la Comisión de Comercio Internacional actúe con objetividad y conforme a derecho, retirando los aranceles impuestos que van en contra de la Política Agraria Común (PAC) europea y de las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), impidiendo, con ello, nuevas amenazas.

Asimismo, ha instado a las distintas administraciones españolas, especialmente a la
nacional, liderada por el nuevo ministro de Agricultura, Luis Planas, a ejercer una posición de fuerza en la Comisión Europea para defender un producto tan netamente andaluz como es la aceituna de mesa.

© Vino y Vinagre de Montilla Moriles