Portal independiente de noticias sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía
de la región de Montilla-Moriles y otras zonas productoras

La Junta aboga por una "respuesta común y dialogada" ante los nuevos aranceles de EEUU a España

SEVILLA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha abogado este miércoles por ofrecer una "respuesta común y dialogada" con el Ejecutivo central y las instituciones europeas

ante el anuncio de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos a la importación de productos españoles.

Así lo han reclamado este miércoles el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que ha aprobado una declaración institucional en la que se subraya la necesidad de una "posición común" que defender por todas las comunidades ante la Unión Europea y alerta de que la nueva situación puede perjudicar "gravemente a Andalucía".

En el texto, el Ejecutivo autonómico ha señalado que los Estados Unidos son el primer destino no comunitario y el sexto mundial de las exportaciones andaluzas. En este sentido, la imposición de estos nuevos aranceles podrá acarrear un "grave daño" a sectores de tanta relevancia en Andalucía y España como el agroalimentario y el aeroespacial.

Según reza la declaración institucional, el reciente anuncio de nuevos aranceles por parte de los EEUU a la importación de productos españoles, tras la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de darle luz verde, exige una "respuesta y posición común del Gobierno central con las comunidades autónomas, que debe implicar necesariamente a las instituciones europeas".

En este sentido, la imposición de un arancel del diez por ciento sobre aviones fabricados en Europa afectaría de manera directa a la industria aeroespacial andaluza, y concretamente a las provincias de Sevilla y Cádiz.

A ello se suma los aranceles del 25 por ciento al aceite, la aceituna, el vino y numerosos productos agroalimentarios españoles que "repercutirán negativamente" en las exportaciones agroalimentarias españolas y, en concreto, andaluzas, y por ende en los sectores afectados.

Para la Junta, para una correcta valoración de la importancia de estos datos, hay que tener en cuenta que los EEUU son el primer destino no comunitario y el sexto mundial de las exportaciones andaluzas, con 1.443 millones de euros de enero a julio de 2019, de los que las agroalimentarias representan casi el 40 por ciento de las ventas (435,8 millones de euros), y aproximadamente la mitad corresponden al aceite de oliva.

Por lo que respecta a la industria aeroespacial, ésta supone un 1,6 por ciento del PIB andaluz, un 20 del PIB de la industria manufacturera en la región y casi un 30 por ciento de los ingresos nacionales en el sector de la aeronáutica.

Por estos motivos, el Gobierno andaluz, desde el primer momento, ha demandado una reunión "urgente" de todas las comunidades autónomas con el Gobierno central para adoptar una posición común que defender ante la Unión Europea y que, posteriormente, tenga lugar en Bruselas una reunión con todos los gobiernos afectados para la defensa de sus intereses.

"Estamos ante una situación que puede perjudicar gravemente a nuestra
comunidad autónoma, al verse involucrada en una guerra comercial entre los EEUU y la Unión Europea como consecuencia de un asunto relativo a dos grandes consorcios o empresas aeronáuticas, que viene de hace muchos años", ha alertado el Gobierno andaluz.

Igualmente, el Parlamento de Andalucía defiende el acuerdo como vía para la solución de los litigios y aboga por él ante el unilateralismo dado que "no se trata sólo de que se pueda considerar que no asiste la razón para imponer aranceles, sino también que hay que tener en cuenta que las decisiones puedan afectar a sectores como el agroalimentario, que ha sido uno de los que más ha contribuido a la recuperación económica, que nada tiene que ver con el conflicto en cuestión, y que puede verse perjudicado por una guerra comercial contraproducente para todas las partes".

Por todo ello, el Gobierno andaluz considera necesario dar una respuesta común, "fruto del diálogo del Gobierno central con las comunidades autónomas", que implique "necesariamente" a las instituciones europeas ante la situación generada por el anuncio de nuevos aranceles, en la que se defiendan de "forma contundente" los intereses de España y de Andalucía, dado el "grave daño que puede generar a sectores tan importantes para nuestro país y nuestra comunidad autónoma como el agroalimentario y el aeroespacial".

© Vino y Vinagre de Montilla Moriles