Portal independiente de noticias sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía
de la región de Montilla-Moriles y otras zonas productoras

La Junta destinará 6,5 millones en ayudas para proyectos de disminución de dependencia energética del riego

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno andaluz ha conocido este martes la Orden de ayudas dirigidas a la disminución de la dependencia energética mediante la

autoproducción y mejora de las instalaciones de riego que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible pondrá al servicio de los andaluces en las próximas semanas. En concreto, está previsto que se abran dos convocatorias en el presente mes de enero con un presupuesto total de 6,5 millones de euros.

Este montante, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y las administraciones central y autonómica, incluye 1,5 millones de euros relativos a la Inversión Territorial Integrada (ITI) de la provincia de Cádiz 2014-2020. Además, se trata de una dotación dividida a partes iguales entre la anualidad 2020 y 2021, según ha detallado la Junta en una nota.

Las subvenciones, que se convocan por primera vez con la Orden de 2018 como referencia, unifican las antiguas líneas de ayuda a la autoproducción y mejora de instalaciones, con novedades respecto a los incentivos que se ofrecían anteriormente como, por ejemplo, la posibilidad de acceder al pago anticipado de hasta el 50% de la subvención concedida.

Además, se ha aumentado el importe máximo por beneficiario en concepto de ejecución de obras, que asciende hasta el millón de euros --frente a los 500.000 euros anteriormente--, al tiempo que se ha modulado el importe elegible en función de la reducción comprometida de consumo desde la red, mientras que antes se establecía en función de la superficie (máximo de 3.000 euros/Mwh).

Podrán acceder a estos incentivos las comunidades de regantes, juntas centrales y comunidades generales reconocidas como corporaciones de derecho público, que contarán con un mes para presentar las solicitudes. Este plazo se iniciará el día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del extracto de Orden correspondiente.

Atendiendo a los datos disponibles actualmente y citados por la Junta, en Andalucía existen alrededor de 3,5 millones de hectáreas dedicadas a la producción agrícola, de las que algo más de 1,1 millones se corresponden con regadío, el 31% del total.

Según destaca la Junta, este porcentaje es de los más elevados entre las comunidades autónomas y posiciona a la región andaluza en el quinto puesto a nivel nacional, muy cerca de los dos territorios inmediatamente anteriores, que son Cataluña y Navarra.

FINALIDAD DE LAS AYUDAS

El objetivo de la Consejería con la puesta en marcha de este respaldo a los agricultores es "contribuir a mejorar los resultados económicos de las explotaciones agrarias facilitando su reestructuración y modernización para incrementar su participación y orientación hacia el mercado, así como la diversificación agrícola".

Estos incentivos responden a una de las prioridades de desarrollo rural marcados por la Unión Europea; concretamente, a la mejora de la viabilidad de las explotaciones agrarias y la competitividad de todos los tipos de agricultura, así como a la promoción de las tecnologías agrícolas innovadoras y la gestión forestal sostenible.

Además, el Gobierno andaluz espera que estas ayudas "contribuyan a promover un uso más eficiente del agua y la energía en esta actividad para, de esta forma, minimizar su posible impacto en el entorno".

CONCEPTOS SUBVENCIONABLES

Entre las actuaciones que se consideran subvencionables se encuentran la implantación y mejora de infraestructuras vinculadas a la autoproducción energética en instalaciones colectivas de riego, así como las dirigidas a ampliar instalaciones de este tipo hasta cubrir las necesidades energéticas de las explotaciones.

Estos incentivos también respaldan, entre otros conceptos, los costes de redacción de proyectos y de dirección de obra y las labores dirigidas a mejorar tecnológicamente los equipos de bombeo y de la instalación eléctrica.

© Vino y Vinagre de Montilla Moriles