Revista de Vino de Montilla Moriles

Portal de noticias independiente sobre vino, enoturismo, agricultura y gastronomía de la región de Montilla Moriles y de otras zonas productoras

Jueves, 13 Octubre 2016 15:23

Cospedal se reúne mañana con 400 mujeres de AMFAR para celebrar el Día Mundial de la Mujer Rural

Valora este artículo
(0 votos)
Maria Dolores de Cospedal Maria Dolores de Cospedal

 La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, se reúne mañana viernes, 14 de octubre, a las 13,30 horas en un almuerzo de trabajo con 400 mujeres rurales de la provincia de Ciudad Real para celebrar el Día Mundial de la Mujer Rural organizado por AMFAR, la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, en el Restaurante Los Desmontes de Membrilla.
 
Este encuentro de trabajo estará encabezado por la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, quien ha afirmado que “las mujeres juegan un papel esencial en la sostenibilidad del medio  rural español”, ya que suponen el 48,9% de la población de las zonas rurales y ejercen funciones de vital importancia para el mantenimiento de estos territorios. “Se necesita, apunta la presidenta de AMFAR, del arraigo femenino y para ello es imprescindible la creación de empleo, promover la incorporación y la permanencia de las mujeres en el mercado laboral y facilitar medidas fiscales para el emprendimiento en el medio rural”.

En los últimos años, y según datos del Ministerio de Agricultura, hemos asistido a un éxodo de población desde las zonas rurales hacia las urbanas, como consecuencia de la falta de oportunidades laborales que presentaban los núcleos de población más pequeños.

Esta emigración, que ha estado protagonizada predominantemente por mujeres, y jóvenes, ha dejado preocupantes índices de masculinización en el medio rural, que se elevan hasta el 104,13%, seis puntos por encima del índice nacional situado en 98,01%.

A la masculinización se une el problema del envejecimiento de la población rural, cuya tasa alcanza el 17,1%. Este envejecimiento de la población conlleva la convivencia en los hogares con personas dependientes, lo que repercute en la carga de trabajo de las personas cuidadoras, que por norma general son las mujeres, disminuyendo sus posibilidades de participación laboral, política o social.
 
El empleo, el gran reto de las mujeres rurales
 
Según la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, “el empleo es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la mujer rural española”. “El mercado laboral del medio rural se caracteriza por una baja tasa de empleo, que se acentúa en el caso de las mujeres, representadas en rangos salariales entre los 400 y los 1.000 euros, mientras que los hombres lo hacen entre los 1.000 y los 1.400 euros”.
 
El sector servicios es el motor de empleo para las mujeres rurales, ya que emplea al 78% de las mujeres rurales ocupadas, frente a un sector agrario que tan solo ocupa al 2% del total, y donde sólo el 0,3% son menores de 25 años edad.
 
Sin embargo, subraya Merino, “el sector agrario, va ganando lentamente presencia femenina en la titularidad de las explotaciones agrarias, en la que ya alcanza casi el 30% del total.
 
REIVINDICACIONES DE AMFAR
 
Con este panorama sobre la mesa, AMFAR quiere aprovechar el Día Mundial de la Mujer Rural para sacar a la luz las principales demandas de la mujer rural del siglo XXI.

Por una parte, sigue haciendo falta una inversión importante en servicios sociales en las zonas rurales que permitan a las mujeres tener su propio desarrollo personal y profesional. Hasta la fecha siguen siendo las mujeres las que arriesgan su independencia económica para cuidar a los dependientes de la familia: niños, enfermos, ancianos o discapacitados.

En segundo lugar, es imprescindible seguir apostando por la formación de las mujeres rurales para que puedan tener una buena capacitación para emprender o para el autoempleo. A día de hoy, nuestras zonas rurales sufren de despoblación, envejecimiento y desempleo. Y es necesaria la apuesta de las mujeres para paliar los efectos de estos problemas.

En  tercer lugar, y coincidiendo con el quinto aniversario del reconocimiento de la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias. AMFAR reivindica una mayor implicación de las Comunidades Autónomas. A nuestro juicio, es la administración regional la que debe dar el impulso que le falta a esta figura jurídica con el objetivo de conseguir que las mujeres puedan visibilizar y profesionalizar su trabajo en el campo y lograr la plena igualdad de derechos y oportunidades entre los profesionales del sector.

Los últimos datos del Ministerio de Agricultura, a fecha 1 de agosto de 2016, indican que en estos cinco años, sólo 200 mujeres se han dado de alta en total en España en la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias. Casi la mitad de ellas (90) pertenecen a Castilla y León y 54 a Castilla-La Mancha, lo que además evidencia que la implantación en el resto de las comunidades ha sido prácticamente insignificante.

Visto 211 veces