Vino, Turismo y Maridaje

XXXVII Concurso de Calidad de Vinos DO La Mancha
XXXVII Concurso de Calidad de Vinos DO La Mancha

XXXVII Concurso de Calidad de Vinos DO La Mancha

El Consejo Regulador ensalza el trabajo de sus bodegas reconociendo la Calidad de sus vinos embotellados.

El salón de actos de la sede del Consejo Regulador volvió a quedarse pequeño en la entrega de sus Premios a la Calidad de los vinos embotellados y varietales con Denominación de Origen La Mancha.

Se cumplen así XXXVII ediciones de un Concurso que, año tras año, persigue reconocer la constancia y el esfuerzo embotellador de las bodegas manchegas, más si cabe, tras varios años donde la comercialización exterior se resiente en algunos mercados. Por este motivo, a juicio de Carlos David Bonilla, resulta “esencial que haya una implicación de toda la sociedad manchega en apostar por un producto de calidad y sostenible, que es vital para la economía de la región.” Para el Presidente de la Denominación de Origen La Mancha, estos Premios a la Calidad de los vinos embotellados “reconocen el talento y la trayectoria de unas bodegas cuyo mérito se quedaría en papel mojado si después el consumidor final no los busca después en bares, restaurantes, tiendas y supermercados, sobre todo en nuestro entorno.”

Unos galardones que refrendan la calidad de los vinos manchegos en un año, donde el propio Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez, se ha mostrado optimista con el stock de vino almacenado en bodega a principios de 2024, “con 15,2 milones de hectolitros (un 20 % menos que la campaña anterior), lo que sumado a la reducción de cosecha del 2023 y la inercia de ventas realizadas pone de manifiesto que puede ser un buen año para incrementar el valor del vino en su comercialización”.

Sostenibilidad, viticultura y futuro

Unos galardones entregados por la Denominación de Origen La Mancha que llegan en un contexto de movilizaciones que reclaman una viabilidad de futuro por parte del sector agrario. Para Carlos David Bonilla, “nos jugamos mucho, porque nos gustaría que nuestros hijos y nietos pudieran seguir eligiendo si quieren o no vivir en el entorno rural y no se vean abocaos a emigrar por falta de oportunidades.”

Nivel alto de calidad

En total, se entregaron unos 79 galardones, 34 de los cuales fueron Oro, 25 Plata y otros 20 Bronce, tras celebrar, el pasado 26 de febrero, una cata final con 128 vinos finalistas (con una puntuación superior a los 80 puntos según la ficha de cata homologada del OIV). Según valoraciones del propio jurado, el nivel de las muestras catadas fue muy bueno resaltando el dato que subrayaba que más 85 de esos vinos finalistas obtuvieron 85 puntos o más de valoración, lo que les acreditaría como vinos aptos para ser comercializados al amparo de la indicación “La Mancha Excellent”.

Entre los más de treinta bodegas galardonadas, brillaron, entre otras, Bodega-Almazara Virgen de las Viñas, de Tomelloso, (Ciudad Real) con 6 metales, uno de los cuales fue el Oro en la categoría de blanco jóvenes Airén, junto a Bodegas Altovela, de Corral de Almaguer, quien se alzaba con tres Oro en: blancos jóvenes Sauvignon Blanc, en Crianza y en la siempre competida categoría de tintos Jóvenes Tempranillo.

Una gala de entrega en el Concurso de los Premios a la Calidad que también marca el punto de inflexión y pistoletazo de salida para la mayor actividad promocional del Consejo Regulador, precisamente, con las maletas ya listas para iniciar su primer viaje exterior en este 2024 a Prowein, en Düsseldorf, Alemania, principal cliente, por cierto, de los vinos de La Mancha en el mercado internacional.

Los Premios del XXXVII Concurso a la Calidad han vuelto a contar con el respaldo económico de Globalcaja, bajo el amparo de los figuras de calidad ‘Campo y Alma’ de Castilla-La Mancha.

Relacionados