Emprendedores españoles venden más de 8000 kits de autocultivo de setas sobre posos de cafe

Combinar el autocultivo de setas con el reciclaje de posos de café es la propuesta de una empresa murciana que, tras iniciar su actividad en el año 2013, ha vendido más de 8.000 unidades de un producto que ha dado valor a 20 toneladas de este residuo procedente de bares y restaurantes.

El artículo, que se distribuye por Internet o en algunas superficies de jardinería, está formado por un kit integrado en una caja que incluye las semillas y el sustrato, además de un pulverizador, y su uso es muy sencillo.

"Se practica una pequeña apertura para que entre la luz, se corta la bolsa para suministrar el agua y se riega..., luego las setas comienzan a brotar al cabo de una semana", ha explicado a Efeverde el fundador y director de Seta"s Pocket, Héctor Cava.

Esta iniciativa se basa en el concepto de la economía azul, un paso más allá de la verde al buscar la sostenibilidad cien por cien ya que su principal lema pasa por "aprovechar el desecho de una cadena de producción como materia prima de la siguiente".

De esta manera, los restos del sustrato de café que incluye la caja y que se emplean para cultivar se pueden reutilizar posteriormente como complemento vegetal para el jardín.

Sin embargo, las setas así obtenidas "ni saben a café, ni poseen cafeína, ni te animan la mañana", ha advertido Cava quien insiste en las ventajas de un sistema que permite "nutrir la tierra a partir de un desecho que iba a destinarse al vertedero y que además, en muchas ocasiones obstruye las conducciones del agua".

Su empresa recoge diariamente los residuos de "en torno a treinta o cincuenta establecimientos de la región de Murcia y, para que la huella de carbono sea la mínima posible, lo hacemos gracias a unos recipientes herméticos que previamente les hemos dejado".

Tres variedades de hongos

Con estos posos fabrican kits con tres variedades de hongos diferentes con una fiabilidad de crecimiento de prácticamente el cien por cien: la seta de ostra ("pleurotus ostreatus") -la segunda más comercial en España después del champiñón- y otras dos más exóticas, una en color rosa ("pleurotus salmoneo" o del amor) y otra amarilla ("pleurotus citrinopileatus").

Aunque el producto carece de fecha de caducidad, se recomienda cultivar el kit durante la primera semana tras recibir el paquete en casa aunque "puede aguantar más tiempo introduciéndolo en el frigorífico".

Dos cosechas por caja

En todo caso, Seta"s Pocket garantiza al menos dos cosechas por caja, cada una de las cuales puede "extraerse en su conjunto por la zona en contacto con el sustrato, luego hay que meter la bolsa en agua durante una noche para que recupere la humedad y, a continuación, se puede repetir el ciclo".

Aunque algunas especies son "más de otoño o invierno", su comercialización abarca todo el año porque, al estar ubicadas en el interior de la vivienda, "la temperatura oscila siempre entre los 15 y 30 grados y pueden crecer bien", ha añadido Cava, un arquitecto técnico que con la crisis de la construcción se reinventó como empresario ecológico.

Autocultivo

La filosofía de su compañía, que ha trasladado el mismo concepto del autocultivo de setas a "Garden Pocket" -un sistema similar pero para plantas aromáticas, hortalizas y otras- pasa por "hacer partícipe al cliente en el crecimiento de la cosecha en la propia encimera de su cocina de una manera sencilla, limpia y natural".
Entre las iniciativas para la promoción de su producto figura la visita regular de colegios e institutos "porque los niños se implican mucho cuando descubren que el crecimiento de la planta se produce casi de manera inmediata" y además "aprenden que el reciclaje no se limita a los contenedores verde, amarillo y azul, sino que hay más opciones". EFEverde

Publicado en Agricultura

El diario británico The Guardian premia a la empresa Innocent Drink por un proyecto desarrollado en la Universidad de Córdoba

La app Irrifresa, diseñada por el equipo de Ingeniería Hidráulica que dirigen los profesores Emilio Camacho y Pilar Montesinos para reducir el gasto de agua en el riego de la fresa, se hace merecedora de uno de los premios a la Sostenibilidad de The Guardian

 

Los freseros de Huelva lograron el año pasado reducir el consumo de agua en un 40 por cierto, lo que significa que ahorraron 1,7 billones de litros de agua en un área especialmente sensible por encontrarse en las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana, declarado Reserva de la Bioesfera desde 1980. Semejante logro ha sido posible gracias a un proyecto financiado por la empresa Innocent Drink, filial de Coca Cola, y desarrollado por el equipo de investigación AGR 227 Hidráulica y Riegos de la Universidad de Córdoba, merecedor del Guardian Sustainable Business Award, en su categoría dedicada al agua.

Según explica el diario británico The Guardian en su edición digital, este premio pretende reconocer la labor de empresas comprometidas con la sostenibilidad del agua como recurso a través de proyectos, tecnologías, diseños o políticas que mejoren la disponibilidad de agua, el acceso a la misma o la calidad.

El proyecto que la Universidad de Córdoba ha desarrollado para Innocent Drink durante los últimos 4 años ha logrado implicar a los agricultores de la zona y cumplir con el objetivo de reducir el consumo de agua a través de un sistema de riego eficaz. Irrifresa permite a los agricultores gestionar el riego en función de los diferentes tipos de suelo, variedades vegetales y las condiciones climáticas, pero siempre a través de una aplicación sencilla de manejar.

En el proyecto han participado Emilio Camacho, Pilar Montesinos, Rafael González, Manuel Martín, Irene Fernández, Juan Antonio Rodríguez y Jorge García.

Más info en http://www.theguardian.com/sustainable-business/2016/may/27/innocent-drinks-app-helps-spain-strawberry-farmers-slash-water-use?CMP=share_btn_fb

Publicado en Agricultura

Destaca el papel de la agricultura en la fijación de carbono de la atmósfera en los suelos y la biomasa

Entiende que el sector agrario debe avanzar en la identificación de medidas de mitigación que refuercen su competitividad y sostenibilidad

Subraya la importancia de trasladar a los consumidores el valor de la contribución del cultivo del olivar a la mejora del medio ambiente

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado que la agricultura puede ayudar a combatir eficazmente el cambio climático. De hecho, la ministra ha explicado que la agricultura puede contribuir a fijar carbono de la atmósfera en los suelos y la biomasa. En particular, la capacidad como sumidero de carbono del cultivo del olivar permitirá avanzar hacia una economía baja en carbono.

Por lo tanto, la ministra entiende que el sector agrario, que genera alrededor del 11% de las emisiones de gases de efecto invernadero en España, debe avanzar en la identificación de medidas de mitigación, que refuercen su competitividad y sostenibilidad.

Isabel García Tejerina ha inaugurado hoy, en la sede del Ministerio, la jornada “Olivar y Cambio Climático”, organizada en colaboración con la Interprofesional del Aceite de Oliva de España, que va a permitir conocer de primera mano las implicaciones específicas del cambio climático para el olivar, y la respuesta que se están dando en materia de mitigación y adaptación ante los futuros escenarios de cambio que se avecinan.

La jornada ha contado con la asistencia del secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra; el director general de Producciones y Mercados Agrarios, Fernando Miranda; y representantes de organizaciones, asociaciones sectoriales, empresas, centros de investigación y administraciones.

DESARROLLO BAJO EN CARBONO

En relación con la lucha contra el cambio climático, García Tejerina ha destacado la respuesta mayoritaria a la convocatoria de Naciones Unidas para la firma del Acuerdo de París, hace unas semanas en Nueva York, suscrito por 196 países. Para la ministra, este Acuerdo supone el inicio de un nuevo modelo de desarrollo bajo en carbono, “algo imprescindible si queremos evitar que el calentamiento global afecte gravemente a las condiciones de vida de las personas y a las actividades económicas de todo el planeta”.

En el caso de España, la ministra ha puesto en valor las distintas iniciativas puestas en marcha, que generan actividad económica baja en carbono y crean empleo sostenible, “lo que nos sitúa ya en la senda del cumplimiento de nuestros compromisos a 2020”. Además, García Tejerina ha asegurado que ya se trabaja en la hoja de ruta 2030 para reducir las emisiones de los sectores difusos.

OLIVAR Y CAMBIO CLIMÁTICO

Por otra parte, García Tejerina ha comentado cómo la variedad de climas y suelos hace que España disponga de condiciones para albergar casi todas las producciones, lo que significa una gran fuente de riqueza dentro y fuera de nuestro país. De ahí la necesidad de evitar un cambio en las condiciones climáticas que puedan alterar sustancialmente, en cantidad o calidad, nuestros actuales patrones de cultivo. Para la ministra, esto es especialmente importante en el caso de los cultivos más relevantes para la economía del sector, como el olivar, el viñedo o las frutas y hortalizas.

De esta forma, recientemente se celebró una jornada específica donde se presentó el certificado Wineries for Climate Protection, que demuestra el compromiso del sector vitivinícola en la lucha contra el cambio climático y a favor del desarrollo sostenible.

Y en el caso del olivar, donde España es la primera potencia mundial en producción de aceite de oliva y aceituna de mesa, su cultivo es fuente de empleo y riqueza de numerosas poblaciones, además de contribuir a la protección de la biodiversidad y de los suelos frente a la erosión.

En este sentido, la ministra ha apuntado que la jornada de hoy va a servir para compartir experiencias y debatir, tanto desde el punto de vista científico como planteando medidas aplicables a este sector, que pongan de relieve el papel de su cultivo ante el cambio climático.

En particular, García Tejerina se ha referido al desarrollo de una metodología, a nivel europeo, para el cálculo de la huella de carbono y la huella ambiental en el aceite de oliva, lo que permitirá transmitir a los consumidores el valor de la contribución del cultivo del olivar a la mejora del medio ambiente.

Por último, la ministra ha afirmado que la lucha contra el cambio climático requiere la colaboración de todos. Para ello, “es necesario encontrar soluciones colaborativas, cooperativas y coordinadas, a todos los niveles”, tanto de aquellos que intervienen en el proceso de producción y elaboración, como del mundo de la investigación.

Se trata, ha añadido, de abordar el problema con visión global, para establecer una estrategia que garantice la adaptación del cultivo y sus aprovechamientos a los distintos escenarios de cambio climático, en las diferentes regiones españolas.

Publicado en Agricultura

 

 El municipio de Bujalance ha acogido hoy las X Jornadas Técnicas Andaluzas sobre Sostenibilidad en el Medio Rural ‘Desarrollo del Plan Director del Olivar’, unaJornadas Sostenibles Bujalance actividad organizada por la asociación La avutarda bujalanceña cuyo fin es analizar los retos, oportunidades y amenazas que tienen los territorios del olivar.
 
 
 
Las jornadas han sido inauguradas por el delegado de Agricultura y Caminos Rurales de la Diputación de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez, y serán clausuradas por la responsable de Medio Ambiente en la institución provincial, Auxiliadora Pozuelo.
 
 
Durante el transcurso de las jornadas se han tratado temas como ‘La Ley del Olivar y sus instrumentos de gestión sostenible’ y se han entregado varios reconocimientos. Así, se ha hecho entrega de los diplomas a los alumnos del curso ‘Expertos en cata de aceite de oliva’ y a las personas o colectivos que han destacado por apostar por la sostenibilidad en el medio rural.
 
 
Además, el Panel de Cata de Aceites de Oliva del Valle del Guadalquivir (que abarca a 14 municipios cordobeses) ha realizado la tradicional Cata Dirigida de AOVE de estas jornadas. La jornada ha finalizado con la entrega de los premios a los Mejores Aceites Vírgenes Extras del Valle del Guadalquivir, en su ya 5ª edición y ‘Maestro
-------------Molinero’ (2ª edición). 
 
 
Publicado en Poblaciones

’Agricultura, Cambio Climático y Secuestro de Carbono’ es el título del nuevo libro del profesor de la Universidad de Córdoba e investigador del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) Luis López-Bellido. Una obra científica que recurre a las últimas investigaciones internacionales para explicar el papel de la actividad agrícola como una herramienta eficaz en la lucha contra el cambio climático.


López-Bellido, catedrático de Agronomía, ofrece datos y pruebas sobre las posibilidades de los cultivos para capturar de CO2 de la atmósfera y retenerlo en formas más o menos estables (biomasa y materia orgánica del suelo). Durante la presentación del libro, celebrada esta mañana en el Rectorado de la Universidad de Córdoba y presidida por el rector, José Carlos Gómez Villamandos, el profesor ha reivindicado el papel de la comunidad científica en el debate sobre el Cambio Climático y la política ambiental, “más allá de alarmismos y argumentaciones poco fundamentadas”.
A lo largo de más de 200 páginas, López-Bellido expone la situación actual del conocimiento sobre el cambio climático y la agricultura y su compleja interacción; abordándose las estrategias tanto para su adaptación ante un posible nuevo escenario, como del importante papel que puede desempeñar esta actividad económica en la mitigación de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero. En este último aspecto se incide sobre la importancia del secuestro de carbono por los suelos agrícolas y los potenciales beneficios ambientales y económicos que pueden reportar aquellas prácticas agronómicas que lo incrementen. El libro se estructura en 5 grandes capítulos: (I) Los Gases de Efecto Invernadero y el Cambio Climático; (II) Agricultura y Cambio Climático; (III) Agricultura y Secuestro de Carbono; (IV) La huella de Carbono en la Agricultura; y (V) Casos de Estudio: Balance y Huella de Carbono en Sistemas Agrícolas.
Publicado en Sector Vino
Página 2 de 2

Vino de Montilla Moriles
Apd. Postal nº 66 14900 Lucena (Córdoba - España)

E-mail: comunicacion@vinodemontillamoriles.com

Tel: +34 902 18 11 22
Móviles: 676 93 95 14 - 659 21 81 09

@MorilesMontilla

Aviso Legal Y Política de Privacidad

© Vino y Vinagre de Montilla Moriles